domingo, 6 de febrero de 2011

El poema del domingo


…………….
Inacabada, mi alma
busca nuevos encuentros
entre flores umbrías.
Las quiero con cariño,
con dulce mansedumbre.
Igual, siempre lo mismo,
atardeciendo lejos,
amaneciendo fuera
de mí.

Pero lo nuestro,
-lo mío- es otra cosa:
un hallazgo divino
que no devolveré.
Es el sueño soñado
en la noche de julio:
estrellas por la mar
mecidas y asombradas
en la cúpula negra
de la noche que fue.
Asombradas de sí
son estrellas y mar,
agua y fuego más lúz,
un nuevo ser los dos.
Necesito de ti
y dejo que te alejes,
pero siempre te quedas
¡qué locura de espacio
tenerte sin besarte!
………………………..

Del poemario “Inacabada ausencia”

No hay comentarios:

Publicar un comentario