martes, 15 de febrero de 2011

El "Faisán" está en su punto


Corría el Año II de la era Zapatero, cuando un bar conocido por “El Faisán”, situ en Irún, los “recaudadores de impuestos” de los del hacha y la serpiente lo habían convertido en su Hacienda Pública, o sea, el lugar donde se amontonaba la pasta que oxigenaba a la banda etarra; todo ello, según cuentan los anales de la época. Tiempo de “tregua” de ETA y de negociaciones del Imperio para que una paz octaviana reinase en los caseríos del País Vasco.

Fue el histórico magistrado Baltasar Garzón el encargado de llevar a cabo la investigación, investigación que dio como resultado la detención de más de veinte individuos dedicados a semejante trapicheo con los beneficios empresariales. El caso tuvo una cierta importancia cuando, según los cronistas de la época, el dueño del bar “Faisán” e “inspector general de la Hacienda” citada fue avisado -también se conoce por “chivatazo”- a través de un móvil de que, a una determinada hora del día tal, día y hora de la transferencia monetaria mano a mano, las Fuerzas del Orden Público procederían a su detención. Alertado el personaje, la operación “Faisán” no se pudo realizar, aunque se filtró que habían sido los propios investigadores del trasiego los que se chivaron al del Faisán. Parece ser que no se deseaba que nada entorpeciese las carantoñas entre adversarios, a fin de que la deseada paz envolviese a Euskadi, España y al Faisán.

Para investigar el “chivatazo”, éste fue desgajado del sumario general y entregado al citado Garzón, pero dado que don Baltasar se tomó un año de descanso, la investigación del “Faisán” pasó al magistrado Marlaska. Vuelto el primer juez al trabajo, siguió, dicen, investigando por aquí y por allí, hasta que la Fiscalía de la Audiencia Nacional, harta de tanto mamoneo, mandó archivar, congelar, el Faisán.

Otro juez, Pablo Ruz, sustituto de Garzón, en un auto -no confundir con coche- de enero del año en curso ordenó sacar el “Faisán” del congelador y prepararlo para una auténtica cochura. Y así las cosas, y pareciendo que va en serio saber quién fue el que dio el chivatazo, el tembleque se va apoderando de algunos mandamases del Ministerio de Interior.

El “Faisán” está en su punto.

www.josegarciaperez.es

1 comentario: