lunes, 21 de febrero de 2011

Con minúsculas


En el mismísimo centro entre una columna y una tesina, se encuentra el artículo. Los hay, y entre ellos buenos amigos de un servidor, que llaman columna periodística a lo que es un buen artículo. Entre ellos se encuentra Alejando Rojas que sin ser amigo, pues no he compartido con él algo del sagrario de la intimidad, llama columna a lo que es artículo.

Nunca he intentado ofender a nadie, entre otras causas porque eso lo más facilón que existe a la hora de escribir; mas si usted se da por ofendido por un simple comentario firmado con mayúsculas ese es su pequeño problema, el grande debe ser la hostia. Desconozco la causa por la que www.diariolatorre.es me coloca en cabecera, desde luego que no es por lo que yo pueda aportar, así como tampoco por lo que los responsables de este digital me aporten. Lo mejor sería preguntarles a ellos, pero con el denso currículum de Alejandro Rojas me parece una simpleza semejante desvarío.

No es un servidor “el columnista” de este digital. Si lo es alguien, cosa que dudo, sería Luis Bravo que es el que más comentarios aglutina, por lo tanto habría que suponer que es el más leído. Lo que intento hacer es escribir mi opinión con letras minúsculas o mayúsculas, eso es lo de menos y más para un señor filósofo, y careto incluido. El careto es para que me partan la cara, hecho que usted realiza, pero que pocos comprenderán por lo farragoso de su discurso. Y no es que usted falsee, sino que lo hace incomprensible para el común denominador de los lectores. Y es que mire usted, don Alejandro, existe el “joaquinismo”, con sus aciertos y errores, en Alhaurín, como existió el “felipismo”, y para qué hablar del “caudillismo”, aunque en este caso no se puede hablar de aciertos.

Me alegro y muchísimo de que no todos sean como yo, incluido usted. Pero mire, don Alejandro, ERES y UPyD no dudo que sean colectivos necesarios; faltaría más. Ahora bien, Izquierda Unida es cada vez más necesaria en esta España donde PP y PSOE se estrechan las manos a la hora de dar tijeretazos.

Y no tengo más remedio que finiquitar esta columna, pues de lo contrario se convertiría en un artículo, y de ahí a lo que usted escribe no hay más que un paso. OK

www.josegarciaperez.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario