miércoles, 30 de junio de 2010

El fallo del Estatut


Personalmente, tras unos años de buscarle al “gato” más de cuatro patas, o menos, tal vez tres, el Tribunal Constitucional me ha decepcionado. Y qué le importa al TC que a un servidor le parezca un fiasco que los salomones de turno hayan repartido interrogantes por todos lados y no exista nadie conforme con su discutida decisión.

Es un fallo de un folio y medio, y no una sentencia; ésta aparecerá más abultada con un par de miles de din-4 y unas engorrosas interpretaciones que darán pie a componendas para cambiar la Constitución por la vía estatutaria.

Todos los protagonistas secundarios, léase partidos políticos, se han dado por cepillados. Unos de forma lisa y otros de manera rasposa. El señor de los trajes, Camps para más señas, ha anunciado que el Reino de Valencia pujará por conseguir los mismos beneficios que la ciudadanía catalana, ciudadanía que, por cierto, se da por jodida pues ya han montado una manifestación para el próximo día de 10 de julio. Honor mancillado, dignidad por los suelos y alergia por no haber conseguido introducir de tapadillo el concepto nación por la puerta del Preámbulo, aunque permanece literalmente, pero no en espíritu, aunque todo se andará.

Los señores y señoras del TC, todos juristas, han luchado por lo suyo, por todo lo relativo al ámbito judicial y ahí, justamente en ese lugar de la toga y el señorío del poder, han introducido las tijeras al estilo Zapatero y han ido a por todas.

Lo demás, aquello de la bilateralidad, o sea, del tú a tú, de igual a igual entre España y Cataluña sigue vigente, y aunque el atributo nación se mantiene sin mucho rigor, sí se chulea al máximo de los símbolos nacionales, bandera, himno y escudo. La lengua preferente en el Estatut es el catalán, y lo único que ha hecho el fallo del TC es convertirla en lengua normal, por lo que todo seguirá igual.

En fin, esperemos a la sentencia que es la que interpretará el Estatut, aunque no imponga nada. Asistamos a ver qué ocurre con el resto de Estatutos, incluido el Andaluz. Dejemos que pase el barullo de los espetos y las semi vacaciones. Y con la llegada del otoño, cuando la crisis económica suba hasta el cenit, será el llanto y crujir de dientes.

martes, 29 de junio de 2010

La perfección es la muerte


Esto del fútbol da para mil y un detalles que se pueden escapar a los amantes de este deporte que alguien definió como un juego en el que compiten once hombres contra otros tantos y que siempre gana Alemania.

Sirva de ejemplo la sentada que se ha producido en el club de los veinte, llamado también G-20, cuando dos capitanes de esta selección han realizado un aparte, Cameron y Merkel, para visualizar a los alemanes vapuleando a los ingleses, incluido el fatídico gol de los hijos de la Gran Bretaña que no ha dado por bueno el cuarteto arbitral; todo ello, sumado al claro fuera de juego, convertido en gol legal de la selección del excéntrico Maradona ha hecho avivar el debate sobre lo conveniente que sería llevar al rectángulo de juego todos los avances técnicos de imagen para no cometer errores de ese calibre.

Parte del personal, la gran mayoría, aboga por la perfección, o sea, por la ausencia de error. Y eso que en el tenis, un juego de selecta minoría, hasta un fuerte estornudo es motivo de escándalo para los espectadores, en el fútbol, como en la vida, sería la muerte, o sea, la perfección, la ausencia total de humanidad.

El fútbol es lo tribal y ancestral. En él cabe la picardía del jugador que se tira a la piscina y fuerza un penalty inexistente, dar tres o cuatro vueltas sobre el césped como si el defensa hubiese cometido un crimen a fin de que el señor árbitro le saque una tarjeta roja o una simple amarilla y también, lógicamente, el error arbitral, por lo que tiene de humano, es digno del mayor de los aplausos.

Aquí no hay moviola que valga. Sería una guerra insulsa, pues todo deporte tiene algo de guerrero. Se negaría el mayor de los requisitos para que el fútbol posea pasión, el cabreo, el recordar a la madre del árbitro, la venganza, la deshonra y la ignominia, pues todo ello forma parte del reparto de leña, argucias y engaños que conforman un partido de fútbol.

En resumen, que hoy España venza a Portugal en el último segundo y de un penalty inexistente.

viernes, 25 de junio de 2010

Vuelve a ganar Suiza


Suiza es la que nos ha colocado en el disparadero de jugarnos hoy el “orgullo” en la guerra que mantendremos esta noche con la selección de fútbol de Chile. Unas pocas de ocasiones desperdiciadas y un gol de churro, con sangre española derramada, nos han introducido en este vértigo nocturno que aliviaremos con la ingestión de alguna que otra bebida etílica.

Pero siendo lo anterior importante, que lo es pero no en demasía, el golazo suizo nos lo ha colocado una selección española de tres mil sinvergüenzas españoles que han introducido en el paraíso fiscal de Suiza la no módica cantidad de unos diez mil millones de euros para no pagar a la Hacienda de Salgado lo que abonan los esqueléticos funcionarios, algunos jubilados congelados, lo poco que va quedando de la clase trabajadora, los sufridos pequeños empresarios, autónomos y los profesionales liberales con una pizca de solidaridad.

El burka, esa especie de cárcel que envuelve a determinadas mujeres islamitas, es un juego de parchís comparado con las cajas fuertes suizas donde se esconden acaudaladas fortunas de españoles anónimos a los que deseamos se les desnude de su particular burka.

Exigimos saber sus nombres y apellidos, profesiones; deseamos que el peso de la Ley, ay la Ley, recaiga sobre ellos; nos oponemos como desea la Vicepresidenta segunda del Gobierno a que se les invite a diligenciar declaraciones complementarias para que abonen el 20% de lo defraudado; solicitamos justicia y legalidad; requerimos del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que la fuerza de la igualdad sobrevuele sobre estos defraudadores; nos negamos a que se evite la responsabilidad penal.

Y todo ello lo solicitamos, no porque Suiza nos ganara por un gol de carambola, sino por dignidad, solidaridad e igualdad.

Y si nos vence Chile esta noche, que no va a ocurrir, nos da igual siempre que estos depredadores de la poca riqueza española abonen la deuda que tiene contraída con nuestra sociedad.

Que así sea, y sino que las urnas denuncien la debilidad de nuestros actuales gobernantes.

jueves, 24 de junio de 2010

VOCES/TINTAS


Cuando Juvenal Soto me solicitó una foto y un poema no tenía ni pajolera idea del porqué de su petición. Le envié ambos objetos y esperé. El final de la espera llegó en forma de un pequeño gran libro que, bajo el título de Voces/Tintas, se presentó el pasado martes en un acto organizado por la Fundación “Manuel Alcántara” y patrocinado por la Consejería de Turismo en el antiguo Parador de San Rafael, hoy sede suntuosa de Turismo Andaluz y cuya milagrosa reconversión se debe al arquitecto Salvador Moreno Peralta, el hombre que ha dado vida a las caricaturas de los veintitrés poetas elegidos para el evento, entre los que nombro, a fin de no ser pesado, algunos de ellos: Manuel Alcántara, María Victoria Atencia, José Luis Borges, Cabra de Luna, Antonio Hernández, Jesús Munárriz, José Antonio Muñoz Rojas, Rafael Pérez Estrada, Rosa Romojaro, Ruiz Noguera, Antonio Soler y Juvenal Soto.

La caricatura que sobre mi persona, no digo mi cara, ha realizado Moreno Peralta me ha llenado de satisfacción: coleta, calva, barba, bufanda, libro y flor, eso: flor. Como en todas partes hay pitonisas, el pitoniso se da menos, una de ellas se acercó y comentó que Salvador me había descrito de forma insuperable, o sea, deshojando la margarita. Y patinó en su vaticinio, porque creo que el caricaturista, al menos eso me dijo, había querido introducir un cierto halo de romanticismo.

Si ello fuese así, acertó de lo lindo porque estas letras deben de interpretarse como un pequeño acto romántico, sentimental o generoso. Vivo en tanta soledad mis escritos y poemas, mis odios y amores, mis realidades y utopías, que cualquier detalle, y Voces/Tintas no es cualquier detalle, cimbrea el tedio que a veces me construyo, resucito a la ilusión y soy capaz de dar gracias en público, y por escrito, que es como hay que realizar estas cosas, a los que han hecho posible el milagro de verme entre numerosas personas que admiro.

Gracias, pues, a Juvenal Soto, Teodoro León Gross, Salvador Moreno Peralta, Manuel Alcántara y a la Fundación que lleva su ilustre nombre.

miércoles, 23 de junio de 2010

Churros y churreros


En el principio fue el verbo de Obama el que aconsejó a Zapatero que tenía que ser valiente a la hora de hacer los recortes debidos. Bambi aceptó el encargo, tomó las tijeras y recortó el cheque-bebé, el sueldo de los funcionarios, la política de inversión y la congelación de pensiones. Le dolió mucho, pero lo hizo. Se oyeron quejidos, pero no hubo más remedio.

Me imagino que esta tarde, por ayer, el Congreso de los Diputados aprobará el decretazo de Reforma Laboral, con la abstención de todos los grupos de la oposición, el voto en contra de la izquierda y el voto a favor de ese conglomerado llamado Grupo Parlamentario Socialista. Obama ha vuelto a ponerse en contacto con Zapatero y le ha suscitado al oído que siga adelante con es Reforma que Durán i Lleida considera un churro.

A Obama, Zapatero y al PSOE le parecen bien dicha Reforma que, de aquí a unos meses, se convertirá en Ley. Al resto no le agrada nada. No gusta a empresarios, trabajadores, CEOE, UGT, CCOO y partidos políticos. A Obama, sí. A Zapatero, también. Es lo de aquella conjunción planetaria anunciada por Leire Pajín y que transformaría la faz del mundo.

Antonio Gutiérrez, diputado socialista, Presidente de la Comisión de Economía y es Secretario General de CCOO, ha publicado hoy en El País, por ayer, un durísimo artículo en contra del decretazo de la Reforma Laboral. de él se desprende, y eso le honraría, que no va a votar a favor del decretazo, sino que se va a abstener. El viejo sindicalista Nicolás Redondo, hace un montón de años, votó en contra de una propuesta de su amigo Isidoro, más conocido por Felipe González.

Ibarra, ex presidente de la Junta de Extremadura, también ha publicado en la misma fecha y en el mismo periódico, un ocurrente artículo en el que viene a decir que si la cosa se pone mal, pero que muy mal, existen dos opciones: suicidarte o prostituirte. Descarta la primera y se aferra, el que era tan aguerrido y fiero, a la segunda, o sea a prostituirse, a vomitar sus ideas y deglutir las de los intereses de los poderosos.

Y así vamos, prostituyéndonos, escribiendo pamplinas y fabricando churros a toda pastilla. Ahora bien, si Obama los receta habrá que tragárselos.

lunes, 21 de junio de 2010

Vive, disfruta, muere


Me chifla el fútbol por lo que tiene de espectáculo y pasión. Y cualquier cosa que nada más tenga lo segundo, pasión, me encanta. Sirva de ejemplo mi partida de póquer de los sábados. Un farol, mientras mis enemigos amigos, descubren si lo es o no, es un tiempo vivido a toda presión. Insuperable. Lo prohibido es una maravilla que se nos concede para poder poner en práctica nuestra osadía. Y la osadía, virtud de los que viven en el filo de la navaja, se concede a los que acarician la capacidad de riesgo, o sea, asombrase uno de sí mismo. Lo dulce, el milagro de la caricia, lleva camino de desaparecer cuando se convierte en empalagoso. No hay nada más pesado que el empalago.

Hoy toca fútbol. Pero no desde las ocho y media de la tarde, sino desde el despertar. El día hay que prepararlo para el momento en que el silbato nos suba la tensión, pero hasta ese momento toda nuestra acción tiene estar tensionada a poder cantar goool con la máxima locura. La locura es el privilegio de los afortunados seres que viven el momento, el carpe diem, o aquello de los pajaritos que dijera el de Nazaret. Nada más importa el hoy, pues el mañana es el gran desconocido o, lo que es peor, el gran conocido si uno opta por vivir en la cordura y no en la locura.

Para qué hablar del ministro Corbacho que hoy mismo ha reconocido que la Reforma Laboral no está concebida para crear más puestos de trabajo, sino para que no suba el paro. Si eso es lo que cree ese buen hombre que coja las maletas y se vaya a su pueblo.

Y que con él se vayan los aburridos, los gafes, los que no crean que vamos a golear a Honduras. Hoy es el día del baile de los malditos, del tiki-taka, del mío tuya, de los jugones, de Iniesta, Navas, Villa, Torres, Xavi, Sergio y el resto.

Tengo desplegada la bandera, he limpiado la bufanda y me he construido una vuvuzuela. Y con este trípode de muerte y resurrección me iré al Gran Vía de mi barrio a cantar y cantar gol, y abrazarme con Jimmy y Manolo. No es un partido de fútbol, capullo aburrido, para repanchigarse en el maloliente sofá.

Anda, vente conmigo: vive, disfruta, muere.

domingo, 20 de junio de 2010

El poema del domingo


QUE LEJANO




Que lejano parece nuestro encuentro,
cuántas nubes cubrieron la alborada,
cuántos años murieron en la nada
en la noches mentales de mi adentro.

En trozos de tu imagen me concentro
y resbalan cayendo cual cascada.
De tus besos, alondra salpicada,
sólo quedan vestigios en el centro

del viejo corazón que sufre y llora.
Restauro con mis versos la silueta
de sentir que la vida no descubre

los recuerdos vividos, y yo, ahora,
convierto en largos besos de violeta
los tenues ángulos que el tiempo cubre.

sábado, 19 de junio de 2010

Ronnie Lee Gardner


Ronnie Lee Gardner ha sido fusilado en las afueras de la mítica ciudad de Salt Lake City del estado de Utah, Estados Unidos de América, cumpliéndose así su condena a muerte.

Los amantes de cine del Oeste Americano hemos visto en innumerables ocasiones secuencias sobre esa ciudad, sus habitantes los mormones y las matanzas habidas en las caravanas de pioneros que cruzaban el territorio de Utah.

A este territorio se le conoce como el corazón de los Estados Unidos de América. Un rancho, una bandera, una biblia y un rifle han sido las señas de identidad de una concepción de entender la vida. Desde luego que Utah es un fortín republicano, donde los demócratas no se comen un pimiento.

Lee Gardner condenado a muerte por el asesinato de un abogado tenía la posibilidad de ser ejecutado mediante la inyección letal, pero él, sabedor de sus derechos, eligió que fuese pasado por las armas. Ya, con anterioridad, había comentado que “el que vive a tiros, muere a tiros”

Ha sido sentado en una silla especial, se le ha dibujado una diana alrededor de su corazón y a siete metros de distancia, cinco voluntarios, reclutados de las fuerzas especiales, con fusiles de 7 milímetros de calibre han hecho blanco. Con anterioridad, a los voluntarios se les repartió cuatro balas de verdad y una de fogueo, para que siempre quedara pendiente de un hilo la posibilidad de no haber sido verdugo. A eso se llama cálculo de probabilidades.

Se dice, aunque los mormones lo niegan, tal vez con razón, que cuando alguien derrama la sangre de otro, solamente se obtiene el perdón de Dios, que para algunos es fundamental, cuando uno derrama su propia sangre.

Ronnie Lee, apellido de célebre general sudista, paladeó, antes de su muerte, langosta, seven up y tarta de manzana. Murió según las leyes del Estado democrático de Utah. Qué será peor, me pregunto, lo de Guantánamo o lo ocurrido en la ciudad de Salt Lake City, la ciudad que creara en el siglo XIX Brigham Young, líder espiritual de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días.

No olvide, querido lector, que seguimos viviendo en el siglo XXI.

viernes, 18 de junio de 2010

Por el litio, ¡Viva España!


Afganistán es rica a punta de pala y excavadora. Ello se deduce de una información del The New York Times que asegura el descubrimiento de grandes yacimientos de litio, oro y cobre en el subsuelo de las montañas donde los talibanes resisten, ordenan y se baten a muerte contra medio mundo por ahora, y digo hasta ahora porque al rebufo de la noticia, el otro medio, me refiero al mundo, aparecerá por las cercanías de Kabul en menos que cantaba un gallo de los de antes.

Las cosas son caras cuando escasean, caso del amor que es el sentimiento más preciado que existe por su volatilidad. En alguna ocasión leí o escuché que si el mundo fuese de oro los hombres, por supuesto que también las mujeres, se matarían por un puñado de tierra. Al no ser así, es por lo que en la actualidad florecen como hongos esos pequeños y destartalados comercios en los que se lee: COMPRO ORO.

Pues bien, siendo el oro el metal por excelencia, es al litio al que las grandes multinacionales le tienen puesto el ojo por los grandes beneficios que obtienen de él. Hace una pizca de tiempo la tonelada de litio se pagaba a 300 dólares, hoy su precio es de 4.000 dólares, pero dada la gran demanda que existe en la actualidad puede llegar a pagarse a un millón de machacantes estadounidenses.

Bolivia es hasta ahora la bienaventurada, pero con el notición de Afganístán este blando y plateado alcalino metal puede atraer a más países a la guerra del burka y del opio, y ahora del litio.

El litio se usa para baterías por computadoras, portátiles, armas nucleares, aviones de verdad y toda clase de enseres que ahora se chamuscan a porrillo. Especialmente en medicina, para el tratamiento del desequilibrio bipolar, ese trastorno que es capaz de desestabilizar el estado de ánimo de los españoles que ayer nos creíamos campeones mundiales de fútbol y hoy rezamos para ganar a Honduras.

Pues bien, el litio, imprescindible para España por el desequilibrio bipolar, izquierda-derecha, que padece Zapatero, podría convertirse en nuestra única razón de Estado para continuar en Afganistán pegando tiros.

Por el litio, ¡viva España!

jueves, 17 de junio de 2010

Dos desastres, dos


Afirman algunos eruditos de la calle que la cara es el espejo del alma, cosa que no creo en absoluto. Y los hay que dicen que el estado de ánimo repercute en lo que se escribe, esto me lo creo a pies juntillas.

Desde hace un mes no me gusta nada lo que escribo. A mí me agrada dar a las teclas con frescura sobre los miles de problemas, alegrías y anécdotas que se mueven a nuestro alrededor; lógicamente la política es parte esencial de ese espiral que nos envuelve, pero no lo es todo. Y sin embargo, desde que emergió la crisis económica con brutalidad extrema me creo obligado a tratar, casi a diario, sobre la ruina que dicen nos amenaza trágicamente.

Y voy buscando temas en google, prensa escrita, amigos y gentes de toda calaña, y todo Dios anda con la mosca detrás de la oreja. De este atolladero parecía que iba a ser salvado por la Selección Española de Fútbol, conformada por jugones que en su gran mayoría proceden del Barça. Dado los vientos de optimismo que han soplado en la ciudadanía, me dije, lo de hoy, por ayer, puede ser mi resurrección.

Realmente las 4 de la tarde es una hora muy jodida para ver un partido de fútbol. Y menos contra los suizos que, según los malditos expertos, eran unos mantas de mucho cuidado. De manera que me tumbé en el milagroso sofá de enfrente de la tele y dispuse la ceremonia para contemplar la pasada que le íbamos a propinar a los suizos. Pasada media hora, caí en la cuenta que había dado tres o cuatro cabezazos de puro aburrimiento; era demasiado abusar del tiki-taka, del mía-tuya que es como se decía en los tiempos de Gento y Puskas.

Dada la situación amenazante de sueño, cogí las de Villadiego y vi el segundo tiempo en, ya saben, Bar Gran Vía. Pedí un dulzón pampero con su light correspondiente y ya, con otros parroquianos, vencí el sopor, especialmente cuando para escarnio de la nación española los suizos nos crujieron con un gol de un par. Un desastre nacional.

Un nuevo desastre que viene a sumarse al del decretazo de la reforma laboral, pero éste ha quedado relegado a un segundo plano, pues nadie dice ni puta palabra de él.

miércoles, 16 de junio de 2010

Corte de coleta ante Fcº Javier Ferrer


Los que usamos o tenemos coleta, más o menos ridícula, somos los únicos que nos podemos permitir el lujo de pegarle un tijeretazo, sea éste simbólico o real. Amo tanto a esta seña de identidad, la coleta, no confundir con colita, que manifiesto dejarme mi escaso cabello suelto ante el detalle del que fuese Coordinador Gerente del Ayuntamiento de Málaga, Francisco Javier Ferrer Morató, y en la actualidad Gerente de la Fundación Málaga Ciudad Cultural.

La razón es muy sencilla, ha sido el único de todos los inmersos en intentar conseguir que Málaga ostente el galardón de ser Capital Cultural de Europa en 2016 que ha salido al quite de un artículo que escribí hace unos días y cuyo título era y sigue siendo “Málaga, ciudad infinita, y Cantabria también”. En el somero comentario que hacía Ferrer al mismo, con el que no estoy de acuerdo, pero eso es lo de menos, prometía enviarme documentación sobre el extraño caso de que expertos intelectuales malagueño, tras debatir el slogan con el que esta ciudad podría optar a la mencionada Capitalidad Cultural, decidieron hacerlo por “Málaga infinita”, dándose la casualidad que coincidía con “Cantabria infinita”, marca turística que el Presidente de “las anchoas”, señor Revilla, había registrado para su territorio.

Exceptuando algo que dije sobre “marketing”, mantengo todas y cada una de las afirmaciones que realicé en el mencionado artículo. Más aún, tras la documentación que he recibido de Francisco Javier Ferrer sobre la tesis que avala dicho slogan (me atrevería a nombrar su autor), muy discutible por cierto, se aventura una difícil clasificación de nuestro perímetro urbano, por más que se desee extralimitar a toda la Costa del Sol, como ciudad atrayente y atractiva. Me encanta lo de “ciudad inacabada”, y acogedora del otro, del extraño, pero al que silencia en el registro de hombres y mujeres ilustres por resultar incómodos a las fuerzas vivas del cortijo de siempre.

Sin embargo, y a pesar de todo, por un día dejo suelta la coleta en honor de un hombre, Francisco Javier Ferrrer, único ejemplar de una ciudadanía comprometida que ha tenido la amabilidad de compartir, mejor que peor, una crítica a los gurús de de esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia.

Hasta estoy dispuesto a tomar un café con él. O un pampero, que es lo mío.

martes, 15 de junio de 2010

Silicona y vuvuzuela


Suenan distintos tambores de guerra. El más importante de ellos procede de tierras donde la Merkel gobierna. Anuncia que se está preparando un rescate a lo griego para España, pues los bancos españoles, según la percusión germana, están en las últimas.

Tal vez a ello sea debida la prisa que tienen los miembros y miembras del gobierno de Zapatero por realizar la tan cacareada reforma laboral mediante decretazo al canto. Nunca ha existido una reforma de ese tipo que beneficie a la clase trabajadora. Es por ello que los sindicatos nacionales y nacionalistas anuncien esas dos palabras que tan mal suenan en los tímpanos de gobernantes y empresarios, a saber, huelga general.

Los cocos de Comisiones Obreras han hecho saber su deseo de convocarla y hoy mismo se sabrá la fecha. Los sindicatos nacionalistas vascos: ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, HIRU y EHNE ya han anunciado que el próximo día 29 de junio se ponen los machos. Nos queda por saber, aparte de USO, CSIF y CGT, que harán los cándidos muchachos de UGT, aunque todo hace suponer que van a dar un paso hacia delante.

Quedan por saber dos detalles. Uno: si las banderolas, los silbatos y la silicona, material este último imprescindible para que se note el farol, se pondrán en marcha antes o después del verano. Dos: si la famosa vuvuzuela, trompeta con sonidos de abejorros, usada en el Mundial de Fútbol, será incorporada a la lucha de clases.

Tengo mi particular opinión sobre ambos detalles. Uno: una huelga general se lleva a cabo cuando más duele a la ciudadanía, y dado que los que se tomarán, tomaremos, vacaciones serán los que mejor llevan la crisis y los que se queden sin ellas serán los tiesos, yo la colocaría el 1º de julio, inicio del éxodo a por el bronce, divorcio y la rubia cerveza.

Dos y muy importante: la vuvuzuela quedaría incorporada por los siglos de los siglos al gran reto sindical. Para cada liberado sindical una vuvuzuela, roja por supuesto, y que ese tronar de abejorros, junto a algún que otro siliconazo, se convierta en un moderno signo de identidad que nos diferencie de las paparruchadas de enarbolar banderolas y portar silbatos.

Ya saben: por la vuvuzuela al poder. Viva Mandela.

lunes, 14 de junio de 2010

La conversión de Zapatero


Fue un grato espectáculo ver la imagen conjunta del Papa Benedicto XVI y el presidente Zapatero. Aquel hombre todo vestido de blanco junto al vestido de oscuro, el intercambio de regalos, el garbo de uno y la sonrisa del otro, el chocar de las manos de ambos, los sillones de distinto tamaño, la camaradería reinante, los ministros Moratinos y Tarcisio Bertoni, el catolicismo y el socialismo unidos durante media hora, la tradición y la modernidad, la jerarquía y la democracia, y el adiós.

El, Zapatero, alumno de las Discípulas de Jesús, o cosa así, Benedicto, Jefe de un Estado donde son las almas las que cuentan y Zapatero de otro donde cuentan los parados. De qué hablarían ambos políticos, sobre qué temas charlarían el santo religioso y el santo laico. Qué asuntos fueron los tratados. Secreto de Estado. Amén.

Lo único claro es que si bien Benedicto XVI parece ocupado por los pobres, los oropeles que le acompañan le atribuyen, aparentemente, una pasta a la que podría metérsele un bocado de IRPF de muy señor mío. También ha quedado nítido en estos últimos días que si Zapatero era, o al menos parecía serlo, el gobernante de los desheredados se ha pasado al bando de los ricos tras pegarle una tarascada a funcionarios, congelar la nómina de los jubilados y hacer mohines con la derecha pura, léase CEOE, y dejar en la estacada a los apóstoles Méndez y Toxo.

Felipe González, hace bastantes años, se desnudó del marxismo. Ahora Zapatero lo hace del socialismo, al tiempo que María Dolores Cospedal afirma que el PP, mientras Mariano Rajoy va de caracolada en caracolada, es el nuevo partido de los trabajadores.

Pasado mañana, cuando la roja dé buena cuenta de los suizos, Zapatero hará lo mismo con los sindicatos y presentará su propuesta de reforma laboral. El santo laico va cada vez a más, y aunque es cierto que ha existido algún que otro pugilato de lucha de clases, la base del actual sistema de relaciones entre obreros y empresarios estaba basado en el hombre, Franco, que bajo palio, igual que el Santísimo, cruzaba el dintel de las catedrales españolas, Zapatero, tras su conversión, comienza a ser merecedor de iguales prebendas.

Aleluya, Zapatero se ha convertido.

viernes, 11 de junio de 2010

Málaga, ciudad infinita, y Cantabria también


Cualquiera que lea el título de este artículo puede pensar que el menda está torpedeando la utopía de que Málaga, la ciudad que todo lo acoge, pueda convertirse en “Capital Cultural de Europa, 2016”, y nada más lejos de ese vil pensamiento.

Cuando me pongo delante del ordenador, lo primero que hago, una vez que he escogido el tema a tratar, es introducirme en google y comprobar que hay sobre el mismo.

En este caso, como la Fundación Málaga Cultural 2016 que preside Juan López Cohard, tras un laborioso estudio de marketing y expertos, ha decidido que el slogan con el que Málaga concurse a tan alta distinción ha sido el lema “Ciudad infinita” y dado que el adjetivo infinito/a es un término a caballo entre lo puramente matemático y filosófico, a fin de no meter la pata me he introducido en el espabilaburro de Internet y he pinchado: “infinita, definición”.

La sorpresa ha sido mayúscula cuando me he encontrado con múltiples entradas que hacen alusión a “Cantabria, infinita”, por lo que he pensado nuestro gozo en un pozo, o lo que es lo mismo, tras una andadura de años, a través de la Oficina de la Capitalidad Cultural pilotada por Mesa, Montáñez, etc., hasta llegar a los supremos sabios, hemos copiado, sin caer en la cuenta y buscando la originalidad, el lema de Cantabria que no olvidemos, su capital Santander, es tal vez la ciudad rival más importante que nos podemos encontrar.

No voy a pedir la dimisión de nadie, entre otros motivos porque no me van a hacer puñetero caso. Vivo la inmensa soledad del hijo furtivo, aquel que se balancea en el filo de la navaja, y hasta cuando paseo por este bello rincón en el que lo sagrado se detuvo para hacerse ciudad incomparable tengo la sensación de ser un extraño en medio de esta mediocre marejada donde tres o cuatro tribus ejercen de gurús culturales.

Sin embargo, si “infinito/a es todo aquello que no tiene ni puede tener fin o término”, pensemos que tan sólo en la eterna ebullición de este pequeño universo, Málaga, que se hace y deshace, pero es sensible a cualquier desgarro de ideas, puede encontrar su carta de ciudadanía cultural y navegar, a pesar de su falta de timoneles, hasta Bruselas.

jueves, 10 de junio de 2010

Te sobra, España, te sobra


Seguro que es un cuentecillo religioso, pero ahí va. Dicen que una novicia se acercó a Santa Teresa de Avila y le preguntó: -Madre Superiora que me falta para ser santa. La miró con dulzura y contestó: -Te sobra, hija, te sobra.

Hasta aquí la anécdota. Pues bien, el Banco Mundial acaba de afirmar que España está económicamente en una situación muy grave. Mi hija, un primor, anda preocupada con el futuro de su prole y me ha llamado por teléfono para preguntarme que le falta a España para ser rica y le he contestado que no le falta nada, sino que le sobran muchas cosas.

Le sobran cientos de miles de teléfonos móviles de los que hacen uso miles de cargos públicos. A España le sobran miles de coches oficiales que sirven para que nuestros concejales se den paseos al por mayor. Sobran las Diputaciones que vienen a ser una especie de Secretarías de Organización para ir construyendo partidos políticos por esos páramos de Dios. Y si sobran las Diputaciones, también se pueden ir a paseo sus Presidentes, Vicepresidentes, Diputados, Asesores, Cuñados y Enchufados. Sobran cientos de Empresas Públicas creadas por Instituciones y que sirven de refugio y manduca a los tiralevitas y pelotilleros de este y del otro partido. Sobran las Mancomunidades de Municipios y algunos de ellos, me refiero a municipios que son minicipios. Sobran las Confederaciones de Empresarios, y desde luego que sobra su actual presidente, que viven de la sangría de nuestros impuestos. Puestos a retirar a los infiernos, sobran los subvencionados sindicatos de UGT y CCOO, más tras el fracaso de la minihuelga de funcionarios. Si en Málaga, es un poner, existen tres delegados de Cultura, a saber, el del Ayuntamiento, el de la Junta de Andalucía y el de la Diputación, y no dan pie con bola, sobran al menos dos de ellos, y ahora, hija, multiplica el gasto por un buen número de capitales de provincias. Sobran Ministerios y ministros y ministras, Consejerías, consejeros y consejeras, y lógicamente, con ellos, los subsecretarios, subsecretarias, viceconsejeros, directores generales y subdirectores del mismo y, con ellos, toda una legión de asesores y asesoras. Sobran Vicepresidentes, Vicepresidentas, Portavoces y viceportavoces de todos los grupos parlamentarios. Sobran Presidentes y Presidentas de Comunidades Autónomas y, por tanto, están de más dichas Comunidades y el gasto que supone. Sobran banderas, hija mía, muchas banderas, numerosas señas de identidad, irreconocibles naciones singulares. Sobran diecisiete defensores de los diecisiete pueblos reconocidos. Sobra avaricia bancaria, extrañas embajadas en el exterior, sobran televisiones públicas. Sobran diecisiete Tribunales Supremos de Justicia. Sobra la biblia en pasta…

A lo mejor, hija, alguien me titula de facha, pues hasta eso sobra, porque no lo soy, pero tenía unas ganas enormes de decir cosas como éstas.

miércoles, 9 de junio de 2010

Y se hizo la luz


El tijeretazo, causa de la huelga de funcionarios, se debe, no se olvide, a que la CiU de Durán y Lleida, se abstuvo en el Congreso de los Diputados consiguiendo con su falta de compromiso que el recorte impuesto por Zapatero, con sorpresa y alevosía, saliera adelante hasta llegar a las nóminas de los tristes funcionarios y a los congeladores de los jubilados.
Anterior a ese maligno Pleno de sus señorías, se celebró otro marrón en el que ZP anunció sus diestras intenciones, cebarse con los débiles y dejar tranquilos a los poderosos. Justo ese momento, si hubiese vergüenza sindicalista en este país, hubiese sido el oportuno para que la ciudadanía jubilada y funcionarial se hubiese movilizado, bien a través de los subvencionados Méndez y Toxo o bien mediante sms para llegar a tiempo antes de que la vampira, que no vampiresa, Salgado hubiese succionado la calderilla de los cinco millones de españoles.
Pero no fue así porque la gente está falta de reflejos y pensando en la “roja”, y nos la metieron doblada que, según los expertos en guarradas de ese tipo, es como más duele.
Y ha sido ahora, con las nóminas ya confeccionadas con la cornada al funcionariado, cuando los queridos del alma y de la pasta de Zapatero, los citados Méndez y Toxo, han hecho el amago de buscar unas pocas de banderolas y silbatos para parecer lo que no son, sindicalistas de clase, y unos pocos funcionarios de buena fe han arrimado a las arcas de la ruinosa Hacienda Pública un día de sus haberes.
Ir a por la cojonera de Zapatero y agarrarlo por sus partes íntimas, también llamadas huevos, lo tenemos a punto de caramelo.
Vean ustedes si no, el inútil de Miguel Sebastián, el que presumía que nos iba a regalar una bombilla a cada españolito, acaba de anunciar que desea subirnos el recibo de la luz un 4%. Tenemos dos opciones, a saber, portarnos como unos cabrones redomados o armar una marimorena de mucho cuidado con el apoyo o no de Méndez y Toxo.
Salgamos ahora a la calle, porque ahora es el momento aunque juegue la “roja”, y vayamos a las delegaciones de Industria a por todas. No es necesario portar banderolas y soplar silbatos, vayamos a cuerpo serrano y hagamos ver a nuestros mandamases que no somos un rebaño sumiso que nos tragamos lo que nos echen.
Ponle fecha y pásalo, la guerra es la guerra.

martes, 8 de junio de 2010

Virginia


Hoy, por ayer, era un día que presentaba para mí ciertas dificultades. Estaba obligado a realizar una serie de gestiones. Sirvan como ejemplos pasar la ITV del viejísimo Toledo e ir al excelentísimo ayuntamiento de esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia, a la búsqueda de un papel para finiquitar la ruina de tener que cumplimentar la declaración del fisco, ese maldito invento del que hoy se rumorea quieren amnistiar a los cuervos que se han llevado sus euros a paraísos fiscales.

La “caló”, la ataxia y ese no qué que me entra cuando estoy obligado a ir a un organismo oficial me tenían acogotado desde el domingo. Enfilé con cierta parsimonia y disimulando dolores calle Mármoles para abajo. La Tribuna de nosotros los pobres, y es que cada vez somos más, me pareció un recortado precipicio por lo que no tuve más remedio que encomendarme a todos los santos y atenazándome a la barandilla bajé los veinticinco escalones de tan temible escalera.

“En llegando” al Café Central, festejé la hazaña con media de churros y un corto amañado con sacarina. El agua fría mineral de Soria, no sé el porqué tenemos que consumir aguas foráneas, me supo a gloria bendita y ya, sin necesidad de pedir más milagros, atravesé, buscando la sombra, calle Santa María hasta plantarme en el eterno proyecto museístico de calle Alcazabilla. Y de ahí, al desierto del Paseo del Parque donde se procedía a retirar la feria de las vanidades, léase escritores.

Subía la coqueta escalinata de la Casona del Parque cuando me encontré con la siempre sonriente Virginia, la más bella criatura que mis ojos han contemplado. Era ella, me dije. Una limpia mirada de inocencia sacudió mi ser y sentí brotar en mí el estado de gracia. Iba acompañada de su madre. Ella siempre va acompañada de su madre. Hola, ¿te acuerdas de mí? No pudo pronunciar palabra, o sea, no puede pronunciar palabras porque es la más linda paralítica cerebral de este mundo que ella, Virginia, ve maravilloso.

Ella, Virginia, y cinco criaturas más de Dios iniciaron, iniciamos, en el Colegio Público Bergamín la primera aula oficial de paralíticos cerebrales. Qué se esconde tras un cerebro de esas características, qué se esconde tras ese perfil humano capacitado para escribir con los dedos de los pies, qué milagro se esconde tras esa permanente sonrisa de Virginia, por dónde escaparon mi ataxia y la “caló”.

Para ser feliz nada como toparse con la inocencia.

lunes, 7 de junio de 2010

La píldora del día después


La venta de la famosa píldora del día después se ha disparado de forma insólita. Tal hecho está produciendo una preocupación en buena parte de los expertos en medicina y de los propios farmacéuticos.

Parece ser que la venta en demasía viene dada porque los varones gustan más de ventilar la cosa a pelo que con la gabardina de un preservativo. Así que los fines de semanas se venden cajitas de 24 comprimidos del día después a punta de pala. Y en ese tránsito que va de la noche a la madrugada, hora del demonio, con un par de cubatas en el cuerpo y la playa a tiro de piedra, de la caricia se pasa al ósculo, de éste al sobeo, para terminar con ganas de hacer lo que siempre se ha hecho y que ustedes ya saben, para qué más explicaciones. El chaval le dice a la chavala que no se preocupe y le endiña una bibianita para que no broten problemas añadidos.

A mí lo que me tiene preocupado es que el muchacho compre un lote de dos docenas de comprimidos, ya es ser macho el tío en cuestión, a no ser que les ponga una plusvalía y haga un buen negocio ante los calentamientos que se puedan dar a su alrededor.

Me viene a la chorla aquello que se cuenta de un señor de los de antes que llegó a la farmacia, esperó a que se fuera el último de los clientes y, con cierto rubor, se acercó a la bella farmacéutica y le pidió un preservativo. La bella expendedora le dijo que los condones no se vendían sueltos, sino en cajitas, siendo la que contenía seis de ellos la más ligera. Bien, comentó el señor, déme. Así fue. El hombre abrió la cajita y arrojó 5 preservativos al cubo de la basura, pagó y se marchó. Durante 365 días el buen hombre iba a diario y hacía siempre la misma operación, o sea, llevaba “haciendo el amor” todos los días del año.

La farmacéutica, algo mosqueada, se acercó al señor y le comentó: mire es meterme en lo que no me importa, pero llévese usted una cajita y cada día use usted un preservativo, le saldrá más barato. El señor, rojo como Zapatero, susurró: verá usted, es que me quiero quitar de follar.

Pues eso, que no vayan estos machos de hoy comprando cajas de 24 pastillas del día después y que de vez en cuando se hagan una manuela, que no pasa nada del otro mundo.

domingo, 6 de junio de 2010

Romance del beso perdido


Se desliza el vago aliento
que en la distancia se teje…

El junco despavorido
respira su beso verde.
La duna manda callar
a todo lo que se mueve.
Una ola se desmorona
y de nuevo se sumerge.
La luna se pone llena
cuando era cuarto creciente.
El grillo asola la playa
hundiendo su negro vientre.
El horizonte se funde
en el espacio celeste.
La concha de la marisma
hunde su templo de siempre.
La noche que viene tarde
los destellos ensombrece.
El sol que ya no deslumbra
entre pinos rojos duerme.

… y un beso como perdido
a mi lado se detiene.

sábado, 5 de junio de 2010

El Club Bilderberg


El Club Bilderberg está formado por los hombres y mujeres más poderosos del mundo. Cada año tiene una reunión de la que nada se sabe, pues un riguroso secretismo forma parte de sus sesiones. Allí van magnates de la prensa, opulentos jefes de Estado, riquísimos patronos de empresas internacionales y algún que otro invitado de prestigio o de circunstancias, caso éste último de José Luis Rodríguez Zapatero por ser presidente de la nación donde se celebra el evento.

Está prohibida la entrada la prensa y no hay orden oficial del día oficial, poco se sabe, pues, del que se celebra este fin de semana en el Hotel Dolce de Stiges. Las especulaciones, que siempre existen, apuntan a dos fines: salvar el euro que está en peligro de muerte y ver la forma de finiquitar con la amenaza de Irán y sus bombitas nucleares.

El Bilderberg es un generador de líderes. Sus miembros o socios le echan un vistazo a algún personaje y si es de su agrado se parten los cuernos para auparlos a la mayor gloria del dólar, Que se sepa con seguridad, dos han sido dos los casos en que han subido a la cima del mundo a personajes de los que se fiaban, por ejemplo Bill Clinton y Margaret Thactcher.

Esta tarde, por ayer, y aunque no se encuentra en la agenda del presidente Zapatero, éste va a defender ante esta camada de tiburones, durante diez minutos, la solvencia de la economía española. Será ante ellos, antes que a Cándido Méndez de UGT y a Toxo de Comisiones Obreras, donde ZP desparrame su orgasmo y ya veremos lo que ocurre. Como anticipo, esta tarde, también por ayer, la Bolsa Española ha caído en picado de forma alarmante, un preludio a tener en cuenta.

Dicen que no es nada importante lo que pueda decir Zapatero, sino los dos minutos que cada miembro del Club Bilderberg suelta por la sin hueso.

Y que viva España, nos creíamos algunos. Pues bien, ahora resulta que la UE es un mercadillo, el G-8 un grupo de dirigentes políticos y el G-20 un apéndice del 8. Nos gobierna el Club Bilderberg y si Zapatero es un simple muñeco en sus manos, ya me dirán lo que pintamos el mundo ustedes, yo y Luis Bravo. Es un poner.

viernes, 4 de junio de 2010

Jesús Navas


Uno de los graves problemas con el que van a apechugar determinados españoles y españolas, fumadores ellos y ellas, será la prohibición de fumar en lugares públicos a partir del 1º de enero de 2011. A la ministra Trini, la que se le metió entre ceja y ceja que nos tenían que banderillear con la vacuna de la gripe porcina y se endeudó, nos endeudamos, le ha dado ahora por suprimir el maligno placer de fumar tras un buen moka y un copetín en condiciones, todo sea por los fumadores pasivos que dicen padecen los malos olores de los aromáticos puros.

Si a este disgusto que me vendrá encima de aquí a nada, hay que añadir que me he hecho 400 kilómetros en mi viejo Toledo de 17 años de edad. Así las cosas, para qué mentirles, estoy reventado y tan sólo deposito mi esperanza en la partida de póker del próximo sábado en la que nos vamos a pelar mutuamente un grupo de amigos, mientras el chasquido del mechero enciende la llama del espíritu que impregna, posteriormente, de nicotina los desgastados pulmones y un rociar de güisquis salvaguardará nuestro organismo en puro alcohol.

Ante tan nefasta situación me he arrojado, flácido y con el calor haciendo de las suyas en mi débil cuerpo, en el sofá del fútbol para ver a los campeones de la roja jugar amistosamente contra los coreanos del sur.

Decía para mí, puesto que exceptuando el canto de mi canario Limón, el clima es de un silencio impresionante, vamos a ver como se porta la flecha de Los Palacios, el silbo del Sánchez Pizjuán, la frágil saeta que disparaba Dani Alves y que hoy tocaba hacerlo a Sergio Ramos, me estoy refiriendo, tal como ustedes suponen a Jesús Navas, el mejor o, tal vez, el único extremo derecho del fútbol español.

Este “Jesusito de mi vida” no es un jugón, sino un pedazo de jugador como aquellos míticos Basora, Gento o Collar. Posse una única obsesión, recorrer el ala derecha driblando a diestro y siniestro a coreanos del norte y del sur y lanzar la pelota al centro para que otros se cubran de gloria.

Pero como hoy nadie quería pasar al cielo estrellado de las glorias futbolísticas, ha sido el mismo el que ha metido un trallazo que ha quitado todas las telarañas que se encontraban en la escuadra izquierda de la portería del cancerbero coreano. Y gol.

Verán que me conformo con poco.