viernes, 10 de diciembre de 2010

El pueblo del CIS


El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) dedica su tiempo a sondear lo que piensan los españoles sobre determinados aspectos de la sociedad en la que pasamos estos largos o pocos años hasta que Leire Pajín dictamine una “muerte diga” para nosotros.

Como nunca he sido sondeado, aunque en reiteradas ocasiones sí he sido sondado, y las que me esperan, no puedo afirmar como dogma de fe el método que emplean para que la ciudadanía se defina. Verán ustedes, quiero decir que cuando afirman que el Ejército es la institución que mejor funciona, no sé si le ponen 4 ó 5 a elegir, y entre una de ellas están los que obedecen ciegamente a la jerarquía. Si yo fuese preguntado al respecto, aseguraría que El Corte Inglés es la chachi por encima de todas.

Es curiosa esta querencia que el pueblo español tiene hacia sus soldados. No sé si es porque somos algo bélicos, porque los niños de la posguerra siempre jugábamos con los soldaditos de plomo o porque realmente llevamos dentro de nosotros un “novio de la muerte”, y lo que sorprende más todavía es que a continuación sea la Monarquía la institución más valorada, cuando a veces, tal vez sea por la bulla que meten, los republicanos parecen formar una auténtica legión.

Los grandes problemas que padecen los españoles, según la última algarada del CIS, son en primer lugar el paro, a continuación la economía y a muy poca distancia la clase política. El pueblo da en la mismísima diana en los dos primeros, y sin embargo, tras el debate que he visto y oído esta mañana sobre controladores y estado de alarma, compruebo que la clase política es pueblo, o sea, que piensa exactamente que el españolito de a pie. Exceptuando a Gaspar Llamazares, el resto de los portavoces ha estado de acuerdo con la militarización de los denostados controladores aéreos y con la asunción por parte de los coroneles de las torres de mando de los aeropuertos.

Pues, ea, al fin y al cabo, a nuestros políticos también les agradan los militares, o sea, igual que al pueblo. Y es que son igualitos.

www.josegarciaperez.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada