jueves, 16 de diciembre de 2010

El hundimiento del PSOE


No tuvo mucha suerte el PSOE malagueño, por no decir ninguna, con la relación de nombres que presentó a las últimas municipales. Al igual que caen las fichas de dominó, hasta siete de sus componentes ha abandonado el barco municipal, y hoy sin rumbo zozobra a babor y estribor hacia el total hundimiento de cara a las próximas elecciones de mayo.

No sé si es el veterano alcalde Francisco de la Torre Prados, frontón en el que rebotan una y otra vez todas y cada una de las iniciativas del Grupo Socialista, el culpable o héroe de la hecatombe socialista, pero lo cierto es la difícultad que va a tener el PSOE para que de aquí a unos pocos de meses el pueblo malagueño pueda otorgar una confianza mayoritaria a los nuevos ediles que intenten arrebatarle el cetro de mando de esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia.

Unidos a los primeros y primeras disidentes en el uso de sus responsabilidades, a saber, Marisa Bustinduy (marchó a Sevilla a ostentar el cargo de Vicepresidenta del Parlamento), Enrique Salvo (encaminó sus pasos al Ministerio De Fomento con Magdalena Alvarez), Inmaculada Pérez (por total desacuerdo con la política municipalista), Martín Zato (por enfermedad), Amparo Bilbao (que voló antes de aterrizar en la Casona del Parque); en estos días se suman al hundimiento Rafael Fuentes (al que se le ha buscado acomodo en Hacienda) y Mariluz Reguero (posible estrella para la política cultural socialista).

Y además da la casualidad que todos los nombrados ocupaban los siete primeros puestos en la lista de candidatos. No es que lo que ha quedado sea la morralla, Dios me salve de emitir semejante juicio, pero sí es un hecho cierto que se han largado los que se preveían como mejores.

La crisis se ha encaramado en las espaldas de la futura candidata a la Alcaldía, María Gámez, que tendrá que realizar algún que otro milagro para que sea creíble en su pugilato con el actual Alcalde.

www.josegarciaperez.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario