domingo, 7 de noviembre de 2010

Sobre la visita del Papa


Exceptuando un nutrido grupo de gays que se ha morreado durante la visita del Papa a tierras gallegas y catalanas, la cosa no ha ido a más. Y es que el personal es normal, o sea, el que ha querido ir a ver a Benedicto lo ha hecho y el que ha estimado que no lo debía hacer se ha largado a Afganistán, caso de Zapatero, lugar donde estaba asegurado que no iba a existir pitada, pues donde hay capitán no manda marinero. Todos pues contentos.

www.josegarciaperez-es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada