lunes, 15 de noviembre de 2010

Señor Puigcercós: aquí no cobra ni Dios


Comprendo perfectamente que a los políticos, sean del signo que sean, se les caliente la boca en plena campaña electoral. Quiero prensar que lo de “señor” Puigcercós es un calentón en toda la extensión del término, calentón que le puede costar un disgusto electoral por el gran número de andaluces que existe por aquellos páramos.

El líder independentista de Esquerra Republicana sabe perfectamente que parte de los andaluces pagan sus impuestos no como Dios manda, sino como al gobierno de Zapatero se le ocurre. Los de la nómina fija no tenemos escapatoria posible, algunos profesionales liberales cumplen, aunque haya más de una triquiñuela como ocurre en Cataluña, y las empresas, muchas de ellas, abonan sus impuestos en el lugar fiscal de origen, por cierto que un buen número de ellas lo hacen en Catalunya y otras comunidades, por lo que podríamos asegurar que los andaluces somos vampirizados por otros pueblos que conforman el Estado español.

Con más de un millón de parados en esta tierra que llaman de María Santísima, creo que será por el Rocío, casi se puede afirmar que aquí, “señor” Puigcercós, no cobra ni Dios, entendiendo por Dios a ese conjunto de desheredados, desocupados, desempleados, sumisos, jornaleros, limosneros, gente de bien, etc.

No dudo “señor” Puigcercós que sea usted independentista, pero aseguro que de señor tiene usted poco, menos de republicano y nada de izquierda. Usted ha vapuleado el poco orgullo andaluz que aún perdura en unos pocos ciudadanos de este pueblo. Es un demagogo imbécil, porque con su manipulación deliberada de Andalucía ha perdido, o va a perder, un montón de votos que tal vez, no lo sé, hubiesen podido ir a su estúpido talego electoral.

Así lo creo y así lo rubrico.


www.josegarciaperez.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada