miércoles, 10 de noviembre de 2010

El veto de Zapatero


El Gobierno español posee la prerrogativa de poder vetar en el Congreso de los Diputados determinadas Propuestas y Proposiciones de Ley que crea no se ajustan a derecho para su debate y posible aprobación por parte de la Cámara.

Hasta la fecha no se había hecho norma habitual el vetar, prohibir, la discusión de aquellos temas que el Gobierno estime no gratos para él. Así, el hoy discutido Felipe González hizo uso de esa prerrogativa en 8 ocasiones, el “autoritario” Aznar no la llegó a estrenar y Zapatero, el político que prometió hacer del Parlamento el centro de la vida política, ha puesto en ejecución la prohibición de debatir sobre determinados temas en 79 ocasiones, talante raro el de este hombre.

En esta ocasión lo que se intentaba debatir era la congelación de las pensiones. Argumenta el Gobierno que como ya está aprobada dicha congelación, no debe ser de nuevo admitida a trámite su discusión. Y es verdad y es mentira. Es verdad porque el pensionazo se encontraba dentro del paquete de medidas que conformaba todo el tijeretazo a los derechos sociales, pero es mentira porque durante la triste tarascada la mayoría del Congreso solicitó que el tema de la congelaciones fuese debatido en solitario, a lo que el PSOE que comanda Rubalcaba o Zapatero o ambos a la vez se negó.

El PP y otros Grupos Parlamentarios han vuelto a solicitar que el tema de los jubilados congelados se debata de nuevo, porque introducir en el congelador a los jugadores de dominó no se ajusta a la Ley y a la Constitución. Y de nuevo el PSOE ha vuelto a negar que se ponga en ejercicio lo que es puro parlamentarismo, o sea, el debate, la discusión, la contraposición de ideas.

El PP ha redactado un “papel” y ha presentado en el Tribunal Supremo el correspondiente recurso contra la manía de prohibir debates que se le ha metido entre las cejas a Zapatero. Y ha hecho bien. Me refiero al PP.

www.josegarciaperez.es

1 comentario: