sábado, 23 de octubre de 2010

En el mismísimo umbral de la pobreza


El umbral es la entrada o principio de cualquier cosa. Si de forma voluntaria das un paso y lo atraviesa, te colocas en el borde de una nueva aventura con todo el riesgo que ello supone.

El 20% de los españoles, según el Instituto Nacional de Estadísticas, se encuentra en el umbral de la pobreza, pero no de forma voluntaria sino forzado por las circunstancias que concurren en la plaga de ruina que nos envuelve.

De estar bien a estar medio bien hay un paso, y si estás medio bien quiere decir que estás medio mal y si alguien te pega un pequeño achuchón te encuentras de bruces en el umbral de la pobreza por la que te puedes deslizar y, de repente, te conviertes en un pobre sin saber realmente la causa porque no han sabido explicártela.

Ahora, gracias a Zapatero, tenemos un gobierno que va a explicar las cosas como las explicaban los antiguos Maestros Nacionales, o sea, de forma magistral. Ahora bien, los hechos hay que explicarlos con sinceridad y Rubalcaba, gran Maestro de Ceremonias de la Palabra, tiene la obligación de explicar a ese 20% de españoles si van a traspasar el umbral de la pobreza, si se van a quedar en el quicio o si van a volver donde estaban hace un par de años, pues bien, sino lo hace con sinceridad, maldito sea.

Pero quiénes son esos españoles que se encentran a punto de cruzar el terrorífico umbral. En primer lugar hay que dejar claro que no son los pobres, aunque pueda haberlos cuajados de dignidad. No, los que están a punto de ser pobres son aquellos que no llegan a final de mes, los que se quedan absortos 10 días antes de que llegue el último día, el 30, y tienen que recurrir a ir a comer a casa de sus padres, a vender un anillo en el COMPRO ORO correspondiente o tienen que llamar a la puerta de un comedor social, pueden hacer cualquier cosa menos pegar un aldabonazo en el Banco correspondiente.

Explique, señor Rubalcaba, explique a estos millones de españoles lo que pueden esperar de usted, de Zapatero, Valeriano y Salgado, entre otros y otras.

www.josegarciaperez.es

2 comentarios:

  1. Pues no nos van a explicar nada, o, si acaso, alguna historieta bonita para que nos la creamos y sigamos calladitos y aguantando mecha. Y pregunto: ¿Quién va a sacar a España de este atolladero? Porque por más que miro y remiro... la verdad es que no encuentro ninguna lumbrera y hay que decir que para salir de este lío en el que todos participamos de una manera u otra, se necesita un genio casi tan genio o más que el de la lámpara de Aladino. Y mientras unos siguen sin llegar a fin de mes, otr@s se congratulan por los sueldazos que les quedan de por vida por haber sido... y haber hecho... ¿qué? - MAGDA

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo, Magda. Sin embargo, todo se irá arreglando. No lo dudes. Que lo veamos es otra cosa

    ResponderEliminar