domingo, 24 de octubre de 2010

El poema del domingo


Esta tarde rompían las olas al revés.
Mar adentro.
Las espumas jugaban a cristal tras los juncos.
Mar de soles
con espigas de dunas.
Besé la roja arena de la orilla:
sabía a Dios.

Sílaba XIII del poemario “Sílabas de marzo”

3 comentarios: