jueves, 30 de septiembre de 2010

Y ahora, qué


Pasó el 29-S con más pena que gloria, y no se ha conseguido que los trabajadores vuelvan al redil de los sindicatos a los que ven como paquidermos de una época lejana, y, sin embargo, seguirán siendo necesarios para aupar la abulia que reina generalizada entre la ciudadanía.

Los tiempos han cambiado y no los sindicatos. Las redes sociales y la diversidad de cadenas de televisión frente a los piquetes “informativos” y las pomadas de silicona se han llevado “el gato al agua”. El personal cree lo que se ve y como el nuevo Álamo, El Corte Inglés, aguanta, huelga tras huelga, las embestidas de los sindicalistas, la película está demasiado vista.

Y ahora, qué, cabe preguntarse. Yo creo que amarrarse los machos y aguantar tela porque la miseria nos va a cubrir, así que tendremos que pasar de la anchoa del Cantábrico a la sardina a la plancha, con todo el aroma que lleva el invento y que cubre hasta los recodos del sofá donde dormitamos el aburrimiento de nuestros últimos telediarios.

De economía entiendo poco, gasto lo que gano y a otra cosa mariposa, pero como creo que la cosa va a ir a peor habrá que empezar a hacer recortes como el de la anchoa, antes que lleguen nuevos recortes oficiales que, por cierto, esta semana volverán a planear sobre Portugal.

De momento, al tiempo que El Corte Inglés no arriaba su bandera, la “Agencia ratings Mood’ys”, que viene a ser algo así como una chivata a nivel internacional, ha rebajado la nota que tenía España de solvencia cara al exterior y le ha endosado un Aa1, frente a la triple A que ostentaba ayer mismo.

Lo que está denunciando la “Mood’ys” es que las perspectivas de crecimiento de España se han debilitado, que existe un deterioro en su fortaleza financiera, que somos más vulnerables a las turbulencias financieras y que la deuda española nos atenaza el gaznate.

Y ese dictamen fue publicado el 29-S, que hoy, me imagino, será la leche. Nada más nos puede salvar la salida del ministro Corbacho.

www.josegarciaperez.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada