miércoles, 22 de septiembre de 2010

Todo sigue igual


A la chita callando, y escribe que te escribe, me he tirado la friolera de ochenta días fuera de esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge todo lo silencia. Parte del personal puede creer que esos son vacaciones y el resto, lo de Toxo por ejemplo, es una charanga de tres al cuarto. Y nada más lejos de la realidad, porque lo que en realidad se hace es introducir en las maletas los cuatro o cinco problemones que uno tiene, llegado al lugar se extraen nikis y problemas, y a la vuelta se introduce la ropa con un par de problemas más.

Es cierto que se cambia de aires, el lugar donde se compra la prensa es otro…, pero cuando un lleva quince días buscando los papeles, éstos y el que los vende vienen a ser igualitos que los de aquí. Ocurre que, por aquello que llaman turismo, uno va perdiendo algo de vergüenza y se viste con la calzona corta y las chanclas de playa, objetos que nunca usaría para dar una vuelta por calle Larios.

Pero el resto, ya les digo, simplemente igual. Igual ocurre con la política local, regional, nacional e internacional. Ya ven, ahora durante estos días se han reunidos los gerifaltes de todo el mundo mundial en esa cumbre cuyo pomposo nombre es “Objetivo Milenio”, a mil años vista, y a mi vecino de enfrente le han cerrado el negocio por una letra de cambio a treinta días vista.

Zapatero, el congelador de jubilados y Sarkozy, el azote de los gitanos rumanos, se han convertido en los paladines de la distribución económica de la riqueza para detener la hambruna, y el nuestro aboga por poner una tasa en las transacciones económicas que se realicen para dar de comer al hambriento, a lo que bancos y cajas de ahorros han respondido que la medida, no sólo no ayuda, sino que perjudica a los ciudadanos que serán los que tendrán que abonar dichas tasas.

Lo suyo es subir los impuestos a todo bicho viviente, única forma de que la pasta fluya hacia las arcas del Estado.

Ya tengo el ánimo preparado para el próximo asalto.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

1 comentario:

  1. Querido Don José.

    Entre tu columna y la frase de Sr. Rodríguez, por parte de padre, me he convencido. Importante es la foto. Sí, ya que ¿no sería de foto ver a todos esos "manda-atriles" con calzonas y chanclas por los paseos marítimos y las salas de confesión?

    Ahora, D. José, le pido perdón por tenerle abandonadito perdido durante estos días. La organización del "III Encuentro de Poesía en Red" y su resultado, me han tenido, pasado el sarao, de bajón físico, que no intelectual.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar