viernes, 24 de septiembre de 2010

Somos un pueblo bocaza y cobarde


Ando leyendo y escuchando de mala manera si existen razones para apoyar o no la huelga general del próximo 29-S. Creo existen más causas para un sí que para un no, y, sin embargo, lo que parece tendría un éxito asegurado sería una manifestación contra los sindicatos UGT y CCOO.

Estamos en un país descabezado en el que la opinión publicada ha conseguido que una gran mayoría de la ciudadanía se sitúe frente a dichas organizaciones por las carantoñas que han existido entre sindicatos y presidente del Gobierno. En realidad creo que se confunde la misión real del sindicalismo, que no es otra que la defensa de los trabajadores, y no de los parados. Para los que ejercen el desempleo, porque el desempleo en España es un ejercicio, existen las políticas sociales y las organizaciones sociales, cristianas o no, cuyo fin es velar por amortiguar la problemática de los menos desfavorecidos.

El que los sindicatos convoquen tardíamente una huelga general es un grave error o una complicidad, hecho más grave, con el gobierno central. Me explico, es difícilmente comprensible que la convocatoria se haya realizado una vez que las Cortes Generales han aprobado la Ley de Reforma Laboral, pues aunque la huelga sea un completo éxito ya no puede haber marcha atrás por parte de la clase política.

Yo haré mi huelga personal, que no general, porque así me lo he montado para hacer ver a mis posibles lectores que me parece una gran putada que a los jubilados nos hayan congelado la pensión, por lo tanto, si ese día, existiera una manifestación que recorriera las calles de Málaga, allí, con toda seguridad, me podrán encontrar.

Y sin embargo, si hubiese dignidad en el pueblo español, si existiría un tiempo, diciembre, y una razón suficiente, los Presupuestos Generales del Estado, para convocar otra huelga general a fin de que ese pacto entre PSOE y PNV para afianzar la sentada de Zapatero en La Moncloa e instalar la desigualdad legal en los ciudadanos en España se vaya al traste.

Pero esta huelga no la va a convocar nadie, porque somos un pueblo bocaza y cobarde.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada