martes, 14 de septiembre de 2010

Huelga general


A medida que se aproxima el 29 de septiembre, día de la huelga general, los agentes sociales, políticos y la amorfa ciudadanía van tomando posiciones respecto a la postura a tomar.

La derecha oficial, o sea, el PP, va diciendo de norte a sur que la HG no es el instrumento adecuado para enseñar los dientes al gobierno central y que, por lo tanto, está en contra de tal medida. Sabemos que lo dicen con la boca muy pequeñita, casi como en un susurro desvaído, pero andan solicitando a sus feligreses que le monten un pollo al PSOE de puta madre.

La izquierda oficial, o sea, el Partido Comunista y sus seguidores, van a por todas, es su momento. Por ejemplo, ya ha dado orden de que los ayuntamientos gobernados por Izquierda Unida no abrirán sus puertas a los ciudadanos.

A los cerca de cinco millones de parados, les importa un bledo la cuestión pues andan de holganza más de un año sin que nadie les haga el más puñetero caso. A los pequeños y medianos comerciantes, el día les va a venir largo pues muy pocos vecinos van a acudir a los mostradores para comprar el detalle que se les olvidó. El Corte Inglés, faltaba más, no cerrará y ante sus puertas las FOP cerrarán filas.

Los sindicatos profesionales han decidido no secundar la HG, claro es que estas formaciones tienen su particular pugilato con CCOO y UGT, y les interesa que la HG fracase para ellos intentar sacar pecho y obtener prebendas. De los simpatizantes del PSOE, no tengo puta idea de su postura ante el arrebato político que supone una HG, aunque en la viña del Señor Zapatero se mezclará el trigo con la cizaña, el miedo con la justicia, y la verdad con la ideología manufacturada.

Y queda un servidor. Pues bien, un servidor es un jubilado congelado como otros pocos de millones, pero nuestro apoyo o no a la HG parece no importar a nadie. Ahora bien, con nosotros se ha cometido la mayor de las injusticias pues somos los más débiles ya que no hemos sido capaces de crear el PJI o Partido de Jodidos Independientes. Es por ello que azuzaré desde esta humilde atalaya a la HG, y el día de marras me abstendré de escribir, única forma de manifestar mi inmenso cabreo.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

2 comentarios:

  1. Nada, nada, los que van a seguir "trabajando por España" el día de la HG (vergonzoso día, por cierto) son los cientos de miles de millones (tal vez sean algunos menos) de parados que curran formándose gracias a las ofertas formativas del INEM. Porque, claro, tras la paparruchada que ayer nos dijo el Sr. Rodríguez por parte de padre sobre estos "alumnos"... supongo apoyarán la política tan cercana que les está haciendo ¿no?

    Abracitos Don José, abracitos.

    ResponderEliminar