martes, 21 de septiembre de 2010

El crucero de Toxo y la Gaceta de Carlos Dávila

Se puede ser de derecha, pero no siempre y se puede ser de izquierda, pero no machaconamente. La persona, si se es, está sometida a cambios en la percepción de los acontecimientos que le rodean, y lo que hoy se ve totalmente negro, mañana, a causa de alguna variable extraña, puede adquirir diferente tonalidad. Ya ven, si no, a Zapatero apoyando a Sarkozy en la deportación de gitanos rumanos a su lugar de origen.

Carlos Dávila, director de La Gaceta, es la derecha pura sin mezcla de izquierda alguna, aunque a lo mejor, cualquiera sabe, para evitar la procreación usa condón. Aunque con Internet no es totalmente necesario comprar prensa escrita, no deseo perder la costumbre de acercarme todos los días al quiosco de Alfonso y dilapidar un euro, o algo más, en un periódico, pero hago de mariposa y voy saltando de El País a El Mundo, del ABC a Público o de Sur a La Razón; quincenalmente, tras hacer la señal de la cruz, le meto mano a La Gaceta del señor Dávila. Así me informo, desinformo y obtengo mis propias conclusiones.

A don Carlos le ha dado por Toxo, Secretario General de CCOO, por haber realizado, durante este verano un crucero con su mujer al Báltico a bordo del Empress, y le está soplando estopa de lo lindo confundiendo churras con merinas, lujo con normalidad y la vida privada con la pública, lo último que debe hacer un periodista que se tilde de tal.

Habla este soplamentiras de noches de gala a bordo del viejo Empress. Tal vez se referirá a la llamada “Noche del Capitán”, esa horterada que es costumbre realizar en todos los cruceros y que es un negocio fotográfico porque los catetos viajeros dan la mano al capitán, al tiempo que un clic obtiene una instantánea que se ofrece, voluntariamente, al cándido, no me refiero a Méndez, crucerista.

Por menos de 1.000 euros, según agencias, se puede realizar un crucero por el Báltico y disfrutar, yo lo he hecho siendo un jubilado congelado en el Empress, contemplando la salida de Estocolmo entre miles de pequeñas islas.

Creo que Toxo y su mujer, como cualquiera de nosotros, tienen derecho a ello. Para el próximo año, salga o no bien lo del 29-S, les recomiendo Santorini, Mikonos y Rhodas, entre otras islas griegas.

www.josegarciaperez.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada