martes, 28 de septiembre de 2010

Defender Málaga Cultural


Hoy se defiende en Madrid el proyecto que algunas instituciones y personas han concebido para que Málaga se convierta en 2016 en la capital cultural de Europa. Suerte y que se corten orejas y rabos.

Hace algún tiempo escribí un sucinto copo sobre el lema o idea que la “Fundación Málaga 2016” había creado para el desarrollo y presentación del proyecto, y que es “Málaga, ciudad infinita”, por cierto el mismo que ostenta Cantabria, cuya capital, Santander, es la ciudad, según mi corto entender, con más posibilidades de llevarse el gato al agua. Ojalá me equivoque.

Terminaba el citado artículo con la siguiente reflexión: “Sin embargo, si “infinito/a es todo aquello que no tiene ni puede tener fin o término”, pensemos que tan sólo en la eterna ebullición de este pequeño universo, Málaga, que se hace y deshace, pero es sensible a cualquier desgarro de ideas, puede encontrar su carta de ciudadanía cultural y navegar, a pesar de su falta de timoneles, hasta Bruselas”

Tras pasar casi un trimestre fuera de Málaga, me encuentro con la mala noticia de que uno de esos escasos timoneles, Javier Ferrer, Gerente de la “Fundación Málaga 2016”, ha presentado su dimisión, dándose la muy puñetera casualidad que el señor Ferrer fue el único ciudadano de Málaga que salió al quite del citado copo y publicó un comentario sobre el mismo; más tarde, a requerimiento de él, nos vimos y compartimos algunas ideas sobre el proyecto en sí. Cuento lo anterior para que conste de su preocupación real por dejar claro todo lo que pudiera enturbiar la idea matriz del proyecto; del resto nunca supe nada.

La Fundación tiene media hora para defender que Málaga es merecedora de pasar, digámoslo en términos futbolísticos, a la gran final. Según leo, además del señor alcalde, serán diez los intervinientes, o sea, a tres minutos por barba. Lo que no da para florituras, sino que hay que ir directamente al grano.

Y grano, lo que se dice grano, es el que ha brotado con la dimisión de Javier Ferrer, aunque se le quiera restar importancia.

www.josegarciaperez-es

3 comentarios:

  1. Don José:
    Mis ilusiones están en Alcalá de Henares. Ya sé, ya sé... pocas psibilidades tenemos para que Alcalá, ciudad cultural por iniciativa propia y cuna de letras, llegue a ser "la ciudad", pero...
    Venga, vale, si no es Alcalá de Henares que sea Málaga.
    Abrazos.

    PD. Hay un malagueño que escribe bien, bien, bien. Ha estado con nosotros en el "III Encuentro de poesía en red" (día 18.09) se llama Juanjo Almeda y esta este es su blog, por si quieres ver su poesía.
    http://unbesoinfinito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Respetado D. José:

    Mi nombre es Juan José Domínguez Almeda, aunque aquí en la blogosfera me conocen por Juanjo Almeda, o Juanjo. El poeta Jesús Arroyo me ha hablado de usted, y he venido a conocerle, que por cierto, agradezco bastante sus palabras hacia mí en el anterior comentario, pero sólo estoy aprendiendo en ésto, que es escribir. Para mí será un honor si usted se decide alguna vez a leer mis poemas, no tengo muchos, sólo los que hay en los archivos de mi blog y alguno más inédito en borradores; ya que llevo poco tiempo escribiendo, poco más que desde la fecha de apertura de mi página web.
    Yo ya sé donde encontrarle, y enlazo su blog en el mío.

    Un saludo.

    P.D.Sería estupendo que Málaga obtuviera ese mérito.

    ResponderEliminar