sábado, 11 de septiembre de 2010

Antonio Gutiérrez está incómodp


Antonio Gutiérrez, ex Secretario General de Comisiones Obreras, diputado del grupo parlamentario socialista y presidente de la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados, según declaraciones a la SER, no se encuentra cómodo entre el mogollón de compañeros socialistas con los que comparte escaño y que, junto a él, habían aprobado horas antes la controvertida Ley de Reforma Laboral.

Horas antes de esta confesión, miles de sindicalistas venidos de las Españas abarrotaban el bastión zapateril de Vistalegre enarbolando banderas, no me atrevo a decir que victoriosas por aquello de antiguas connotaciones del “Cara al sol”, y gritando: ¡Zapatero, dimisión¡, eco izquierdista de aquel: “señor González, váyase”, que emitiera José María Aznar.

Los que creen que la huelga general del 29 de septiembre será un fracaso es que no entienden nada sobre los piquetes de información y la silicona a toda pastilla. Unos porque sí, otros porque tienen ganas, los más porque hace años que no hacen realidad que la calle es suya, millones porque se sienten perjudicados y otros por temor a no ser comprendidos por los citados piquetes cerrarán sus negocios y se paralizarán los servicios públicos y el transporte; se salvará del estropicio El Corte Inglés y poco más.

Antonio Gutiérrez ha afirmado él no hará huelga porque el Congreso de los Diputados no la contempla en su Reglamento Interno, pero que acudirá a la concentración multitudinaria que se prevé.

Hace un montón de años el diputado Manuel Clavero y el que estas líneas escribe no nos encontrábamos cómodos con la política autonómica que UCD tenía con Andalucía y menos aún con aquel ridículo slogan de “Andaluz este no es tu referéndum que repetía, una y otra vez, Lauren Postigo. Y como no estábamos cómodos con UCD, antes que el helicobacter pílory hiciera estragos en nuestros respectivos duodenos nos largamos a una distancia prudente de los centristas y colocamos nuestras posaderas en el Grupo Mixto.

Cada uno es dueño de sus acciones, por lo tanto no será un servidor el que le diga al antiguo sindicalista lo que debe hacer políticamente, pero si le recomiendo, por su bien, que comience a ingerir omeprazol en ayunas y al acostarse.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada