sábado, 5 de junio de 2010

El Club Bilderberg


El Club Bilderberg está formado por los hombres y mujeres más poderosos del mundo. Cada año tiene una reunión de la que nada se sabe, pues un riguroso secretismo forma parte de sus sesiones. Allí van magnates de la prensa, opulentos jefes de Estado, riquísimos patronos de empresas internacionales y algún que otro invitado de prestigio o de circunstancias, caso éste último de José Luis Rodríguez Zapatero por ser presidente de la nación donde se celebra el evento.

Está prohibida la entrada la prensa y no hay orden oficial del día oficial, poco se sabe, pues, del que se celebra este fin de semana en el Hotel Dolce de Stiges. Las especulaciones, que siempre existen, apuntan a dos fines: salvar el euro que está en peligro de muerte y ver la forma de finiquitar con la amenaza de Irán y sus bombitas nucleares.

El Bilderberg es un generador de líderes. Sus miembros o socios le echan un vistazo a algún personaje y si es de su agrado se parten los cuernos para auparlos a la mayor gloria del dólar, Que se sepa con seguridad, dos han sido dos los casos en que han subido a la cima del mundo a personajes de los que se fiaban, por ejemplo Bill Clinton y Margaret Thactcher.

Esta tarde, por ayer, y aunque no se encuentra en la agenda del presidente Zapatero, éste va a defender ante esta camada de tiburones, durante diez minutos, la solvencia de la economía española. Será ante ellos, antes que a Cándido Méndez de UGT y a Toxo de Comisiones Obreras, donde ZP desparrame su orgasmo y ya veremos lo que ocurre. Como anticipo, esta tarde, también por ayer, la Bolsa Española ha caído en picado de forma alarmante, un preludio a tener en cuenta.

Dicen que no es nada importante lo que pueda decir Zapatero, sino los dos minutos que cada miembro del Club Bilderberg suelta por la sin hueso.

Y que viva España, nos creíamos algunos. Pues bien, ahora resulta que la UE es un mercadillo, el G-8 un grupo de dirigentes políticos y el G-20 un apéndice del 8. Nos gobierna el Club Bilderberg y si Zapatero es un simple muñeco en sus manos, ya me dirán lo que pintamos el mundo ustedes, yo y Luis Bravo. Es un poner.

No hay comentarios:

Publicar un comentario