miércoles, 5 de mayo de 2010

Ni un si ni un no


Angel Cristo, con un látigo o un simple palo, domaba a leones y tigres. Pasado un tiempo los zarpazos de la vida pudieron con él. Descanse en paz.

Y es que la vida, cuando menos se espera, abre sus garras y va a por uno de todas todas. Y aunque hay santos que afirman que Dios aprieta pero no ahoga, la verdad es otra. Y si no que se lo pregunten a los griegos que andan a mamporrazos con la crisis.

Por aquí, por España, las cosas no van todo lo bien que uno quisiera. No se trata ya de la retirada del velo islámico o del crucifijo y simplezas por el estilo, sino del pan nuestro de cada día que, según agoreros, parece que será repartido semanalmente a poco que sigamos creyéndonos potentes y todopoderosos. Así, hoy hemos comprobado que los inversores en bolsa, llamados también especuladores, han retirado millones de euros y los han desplazado a lugares más seguros, al tiempo que nosotros sacábamos pecho publicando una raquítica cifra de ciudadanos que han encontrado un puesto de trabajo.

Llegan, agolpándose en nuestros oídos, sonidos de tambores de ruina. Nuestro jefe en fila, Rodríguez Zapatero, al que va estropeándosele la cara de mal en peor, ha emplazado a nuestro jefe en la oposición, Mariano Rajoy, que ya la tiene destrozada, a tener hoy un encuentro para tratar sobre la ayuda a Grecia y la fusión de Cajas de Ahorros. A nadie se le escapa que el que desgobierna, ZP, busca algo más, y al que atiza, MR, se la trae floja lo que quiera el otro.

A esta hora de la película, todos los que tengan un par de dedos de frente saben que España no puede seguir tal como va, a saber, endeudadas todas sus instituciones, sin confianza en ellas, con un ejército de funcionarios, con la Seguridad Social en el filo de la navaja, con cuadrillas de enchufados en todo sitio y lugar, hipotecada hasta el tuétano, buscando un colchón donde guardar los ahorrillos, con una banca en busca de dinero contante y sonante, con Toxo y Cándido (sin comentarios), cerrando pequeños comercios y pensando en quién va a ser campeón de la liga de las estrellas.

Así las cosas, y sabiendo que esto tiene poco arreglo, lo mejor sería que ambos se reúnan, le hagan un par de fotos y que no tengan ni un sí ni un no, o sea, que no hablen porque pueden, todavía, joder la marrana un poquito más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada