domingo, 23 de mayo de 2010

Mercadillo


Camino del mercadillo
ni volviste la cabeza.
En tu camino alocado
yo olfateé tu melena.
Con bolsa de luna verde
erguida ibas, casi tiesa.
Sardinas, jureles, meros,
lisas, besugos y brecas,
blancos lenguados, coquinas,
casi medio kilo pesan
las gambas que tú compraste.
Manzanas, naranjas, peras,
uvas y melocotones,
escogiste las ciruelas
y caminando seguiste
camino de la vereda
donde crecen amapolas
como placitas en fiesta.
Suspiraban los gladiolos
con los besos de tus pienas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada