viernes, 7 de mayo de 2010

Enchufados


Tras posar juntos y disjuntos Zapatero y Rajoy, al resto de formaciones políticas le ha entrado el sarampión de la pelusa y todos sus dirigentes desean retratarse en el locutorio de La Moncloa. ¿Qué tendrá el dichoso Palacete que todos adoran?

Y si se piensa con un poco de mala uva, que es la única forma de ser objetivo, podríamos deducir que de muy poco ha servido la sentada de cerca de tres horas entre gobierno y oposición.

Dos puntos han sido lo tratado. Por un lado aprobar la pasta que vamos a prestar a los griegos y que España tendrá que pedir al sector financiero, y por otro ponerse un plazo de tres meses para recomponer el puzzle de las Cajas de Ahorros. Esos dos puntos ya habían sido pespunteados con anterioridad y, por ejemplo, ninguna formación política, de boquilla para afuera, había osado criticar la generosidad que el Estado ejerce con nuestro dinero para aliviar la crisis helena que ya, por desgracia, se ha cobrado sus tres primeros muertos sin intereses añadidos, por ahora.

Sobre las Cajas, la reforma de su Ley y la urgencia de fusiones entre ellas, todo hace pensar que ambos líderes se han repartido a lo largo y ancho de la piel de toro todos los cajeros “euros 6000” a fin de que no existan extrañas interferencias.

Todo ello, ya decía, echándole un poquito de mala uva al presunto análisis, pero si uno se dejara llevar por las habladurías de la calle, de la barra del bar y del que vende verduras en su pequeño comercio, nuestros líderes, mejor los suyos, saldrían malparados si tuviesen la oportunidad de escuchar el clamor de la desconfianza.

Y es que el vecindario se sorprende de la ruina, porque esto es una ruina, no una crisis, pueda tener solución con el numeroso ejército de talibanes enchufados que engordan las filas de los feudos socialistas y populares. Y dicen los pobres, me refiero a los vecinos, que hay que ponerlos de patitas en la calle por ineficaces y chupópteros.

Desconocen los del “patio de mi casa” que ese ejército es la auténtica y poderosa retaguardia que mantiene en el poder a la vanguardia.

De la vanguardia ya hablaremos. Todo llegará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada