martes, 4 de mayo de 2010

Desde el Observatorio


Estamos condenados a escribir del parné. Del que se ve y no ve. De las mentiras y derroches de los políticos griegos. No somos Grecia, se dice por activa y pasiva. No hay crisis se decía hace un par de años. Somos solventes. Nadamos en la abundancia. Que no somos Grecia, hombre, que no, créetelo. Te lo juro. Por éstas.
Venga tío, crea otro Observatorio. De qué maestro. De lo que quieras, no te preocupes. Y fueron el buen hombre y la buena mujer y crearon los Observatorios de la Violencia de Género y los amigos observaron que este año existe más violencia machista. Pues muy bien, y como los panes y peces que multiplicó el Gran Judío, hubo Observatorios por doquier. Todos importantes, eh. El del Lince Ibérico es uno de los más enjundiosos. Con un par de linces acogotados, devoran los humanos buena parte de nuestros impuestos. Y el del Flamenco (cante), qué me dices paisa. Ese sí que deja buenos dividendos. Nosotros somos la leche. Subvencionamos un Mapa para explorar el clítoris y damos Cursillos a toda pastilla para ser expertos en masturbarnos.
Como muestra de buena voluntad, el ZP nos va a ahorrar 16 millones de euros. A tal fin van a largar a unos pocos de altos cargos a los Observatorios, pues tampoco se trata ahora de aumentar el número de desempleados. Allí, mamporreros del enchufe, al Observatorio, a trabajar, coño, a trabajar. Coge los prismáticos, súbete a la torre y observa. Pero qué observo, jefe. A Grecia, hombre, a Grecia.
Qué le pasa a Zorba. Le han recortado las pensiones. Tranquilo, eh, que no somos Grecia. Qué más pasa por Atenas. Pues que han subido el IVA tela marinera, pero menos que nosotros. Ya te lo decía, no somos Grecia. Algo más que contar. Joder, a los salarios les han metido un buen tijeretazo. No te preocupes, nosotros estamos chachi. ¿Algo más? No, poca cosa, que los sindicatos están que arden. Observa, te lo vengo diciendo, nuestros Cándido y Toxo son de otra pasta, somos diferentes, no somos Grecia, aquí, en la patria hispana, o bien tomamos valium o nos vamos a poner en práctica el cursillo de la manuela.
Todavía no es tiempo, todo llegará. Pero ya puedes ir poniendo tus barbas a remojar, pero no es necesario que bajes del Observatorio.

1 comentario:

  1. ¡No!
    Que no descienda del observatorio y todo lo que vea y sienta que lo diga. Si es necesario, paso por una tienda de empeño y pregunto si tienen prismáticos sin reclamar, que he pedido en la puerta del metro y tengo un par de euros.

    ResponderEliminar