jueves, 15 de abril de 2010

Para que conste


Garzón calla, otorga y se complace. Gaspar Zarrías aplaude a rabiar a los que insultan al Tribunal Supremo de Justicia. El ex fiscal Jiménez Villarejo acusa a los magistrados de haber sido cómplices de las torturas del franquismo. El ministro José Blanco se sorprende de que Falange esté legalizada en la Ley de Partidos. El ex ministro José Barrionuevo afirma que Garzón es un prevaricador. Manuel Chaves, hoy vicepresidente tercero del Gobierno, dijo en su día que el famoso juez era una mala persona. UGT y CCOO ordenan a sus liberados que asistan al acto reivindicativo del juez que calla, otorga y se complace. Cándido Méndez proclamó que Baltasar Garzón es víctima de los franquistas pasados y actuales. Toxo, compañero de Marcelino Camacho, profetizó que ha llegado el momento de una transición ética y moral. En Argentina, acompañados por el Nobel de la paz, Adolfo Pérez Esquivel, asociaciones ciudadanas han presentado una querella contra los crímenes del franquismo. Somos noticia de gran magnitud en toda la prensa extranjera. Los Pirineos, gracias al show, han dejado de ser una auténtica frontera.

Garzón debería pedir tranquilidad a sus fans. Cuando un Secretario de Estado, caso de Gaspar Zarrías, aplaude a los que insultan a un Poder del Estado, debe ser cesado de inmediato. Por omisión, al igual que los fiscales alemanes de los tiempos de Hitler, Jiménez Villarejo permitió que el franquismo fuese un sistema político, tal vez, no lo sé, llegase hasta jurar los Principios Fundamentales del Movimiento Nacional. El ministro José Blanco no se sorprende que ANV sea, hasta hoy, un partido legal con una muchedumbre de concejales y algún que otro alcalde. Manuel Chaves, a pesar de lo dicho, según consta en un libro de M.A.I, otorgó al juez Garzón la Medalla de Andalucía. UGT y CCOO, estimación muy personal, deberían usar a los liberados que todos pagamos en otros actos. Los argentinos siempre envidiaron el proceso democrático que vivimos los españoles durante la etapa de la transición. También todos aquellos que viven más allá de Los Pirineos.

Garzón ha ignorado la Ley de Amnistía que aprobó el Congreso de los Diputados en octubre de 1977, Ley que fue aprobada, entre otros, por Adolfo Suárez (UCD), Felipe González (PSOE), Santiago Carrillo (PCE), Xabier Arzalluz (PNV), J. A. Aguiriano (PSOE), Ignacio Aguirre (PNV), Jesús Aizpún (UCD), Juan Ajuriaguerra (PNV), Alava Aguirre (UCD), Macia Alavedra (CiU), Fernando Alcón (UCD), Alvarez de Miranda (UCD), Oscar Alzaga (UCD), Rafael Arias Salgado (UCD), Emilio Attard (UCD), Rafael Ballesteros (PSOE), Enrique Barón (PSOE), J. A. Barranco (PSOE), Heribert barrera (ERC), Soledad Becerril (UCD), José Mª Benegas (PSOE), Pilar Bravo (PCE), Julio Busquets (PSOE), Francisco Bustelo (PSOE), Pío Cabanillas (UCD), Francisco Cabral (PCE), Leopoldo Calvo-Sotelo (UCD), Marcelino Camacho (PCE), Pablo Castellano (PSOE), Iñigo Cavero (UCD), Gabriel Cisneros, Manuel Chaves (PSOE), Rafael Escuredo (PSOE). Fcº Fernández Ordóñez (UCD), Manuel Fraga (AP), Ignacio Gallego (PCE), Tomás García (PCE), Cipriano García (PSOE), Joaquín Garrigues (UCD), Luis Gómez Llorente (PSOE), Alfonso Guerra (PSOE), Enrique Tierno Galván (PSP), Ramón Tamames (PCE), ,Jordi Sole (PCE), Javier Solana (PSOE), Francisco Román (PSOE)…

Para que conste y atraviese Los Pirineos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario