martes, 27 de abril de 2010

NO PIDAS QUE TE BESE

No pidas que te bese. Cada beso
que te entrego es sendero que camino
al fuego abrasador de mi destino.
En tus labios de fresa yo confieso

sentirme como libre y como preso,
pareciendo ser Dios soy asesino.
Sumergido en tan loco torbellino
de mi cielo al infierno yo regreso.

No pidas que te bese vida mía
que mi vida en tus labios me parece
una fiesta de estrellas sin murallas

un tener en mis labios la alegría
un saber que mi gozo no merece
que después de este beso tú te vayas.

6 comentarios:

  1. Anda... que no todo son columnas y el verso cuando dice.. ¡dice!

    ResponderEliminar
  2. Y después de este beso, ¡cómo dar otro beso que no sea ese!
    La poesía es el futuro.

    ResponderEliminar
  3. Ah! carmen jiménez soy yo, media luna. Soy la misma.

    ResponderEliminar
  4. ¿Crres de verdad, oh Media Luna, que la poesía es el futuro? Gracias
    De Acuario a Piscis

    ResponderEliminar
  5. Hay besos robados,hay versos que besan, y palabras maravillosas. Gracias por este poema!

    ResponderEliminar