lunes, 19 de abril de 2010

El ventilador de Bono


No es José Bono santo de mi devoción, pero reconozco su habilidad para estar en todo sitio y lugar en el momento adecuado. Y no siempre de vencedor, recuerden que perdió, por un puñado de votos, en su enfrentamiento por hacerse con la Secretaría General del PSOE ante Zapatero, puñado que casi podría afirmar que fue depositado por compromisarios malagueños y almerienses.

Su trayectoria, iniciada en el PSP del profesor Enrique Tierno Galván en las elecciones de 1977 le aupó a la Mesa del Congreso de los Diputados como uno de los secretarios de ellas, paso después a barón, presidente y cuasi cardenal primado de Castilla-La Mancha, más tarde fue requerido por ZP para ostentar el cargo de Ministro de Defensa y, en la actualidad, es la tercera autoridad del Estado como Presidente del Congreso y posible recambio para ser candidato a la Presidencia del Gobierno ante el achicharramiento del actual inquilino de La Moncloa.

Los prehistóricos de la política sí recordamos a Josep Borrell y su aventura para intentar gobernarnos y los más jóvenes no saben de quién estoy escribiendo, pero para unos y otros digamos que el bueno de Josep fue fulminado cuando “aparecieron” unos papeles que ponían en duda su honorable trayectoria. Siempre se ha comentador que “las y los ladillas” que todo político tiene en su entorno más próximo, o sea, sus propios compañeros, fueron los que filtraron el marrón de Borrell.

Bono, presuntamente, está sufriendo un acoso por cuestión de su patrimonio que lo va a dejar tocado, sino es que ya está hundido para el futuro. Y aunque parece que es una prensa que se autoproclama liberal, no me extrañaría que fuesen “los y las ladillas” que rodean al emérito Bono los encargados de alimentar a unas tertulias y digitales más o menos ultramontanas.

Que Bono, aunque “cristiano radical”, se haya puesto las botas de buena forma no va a ser bien visto por parte de una derecha idiota que seguramente le otorgaría su confianza, pero es que hoy, para más inri, pasión y sufrimiento de Pepebono, anuncia Libertad Digital que La Gaceta publica que la hija menor del Presidente del Congreso, de 10 años de edad, es propietaria de una joyería en Albacete.

Queda claro que han colocado un ventilador junto a Bono dispuesto a salpicar de medias verdades y medias mentiras a la opinión pública. Lo importante sería saber quién coloca la rociada de boñigos en las aspas del aparato.

1 comentario: