lunes, 15 de marzo de 2010

No sé tu nombre

No sé tu nombre
ni el tacto de tus manos
ni que se esconde tras tu sueter rojo.
Todo lo ignoro en ti
y sin embargo anoche soñé que te besaba.
¿O no eras tú?
¿Acaso mi locura se alimenta de sueños?
Resucité sintiendo en mis labios
la luz de tu mirada verde
con sabores de nácar de agua mar.
Pero cómo buscarte
si no sé tu nombre
ni el tacto de tus manos
ni que se esconde tras tu sueter rojo.

1 comentario: