jueves, 11 de febrero de 2010

NEGACIONES (III)


NO nacen las palabras.
Quiero decir “te quiero”
y se quiebra el destino del mensaje.
Las palabras de ti perecen en su inicio,
se agolpan en mi mente
y la noche las cubre.

2 comentarios:

  1. Con esta te igualas al de Betsaida.
    Creo que me estoy haciendo mayor porque leía pArecen y no pErecen... Claro el sentido del verso...
    No digas nada, mejor no lo digas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar