jueves, 31 de diciembre de 2009

El poeta Juan Javier Moreau anunció literariamente su muerte


A las 16:02 horas del viernes día 25 de diciembre el poeta malagueño Juan Javier Moreau envío un email oculto en el que como asunto se leía: Adiós. Entre otros muchos, yo fui uno de los que lo recibí.

Al abrirlo, me encontré con el “Romance a la muerte de Alonso Álvarez de Soria (1603). Anónimo.” Ya decía, día 25, día de Navidad, cosas de Juanito me dije, ya lo leeré.

Hoy, después de acompañar su cadáver, he regresado al disco duro del maldito ordenador, he sacado copia del romance, lo he leído con atención y me siento culpable, por omisión, de su muerte.

Dice el principio del romance: “Elevada está Sevilla,/ toda la gente suspensa,/ concurren a la gran plaza/ de San Francisco con priesa/ porque hoy lunes en la tarde/ dicen que se representa/ de Alfonso Álvarez el bravo/ la lastimosa tragedia…”

Pues bien, el pasado lunes por la tarde, Día de Los Santos Inocentes, Juan Javier Moreau dejo de existir materialmente, aunque su fina ironía literaria persista en la inmortalidad que todo poeta desea.

Sigue el romance: “…/Acompáñanlas mil rufos/ de los de la picaresca,/ hasta llegar a la horca/ que a algunos de ellos espera…”. No es necesario, creo, realizar ningún comentario.

Muy trágica, demasiado para finos y ridículos oídos, es la descripción que el anónimo escritor realiza sobre el ahorcamiento de Alonso Álvarez de Soria que no transcribo. Sirva esta simple muerte “…dos veces le dieron agua/ y con ánimo que eleva, sin ayudarle ninguno/ subió por el escalera…”

Al final del romance, en el email citado, el poeta Juan Javier Moreau añade: “Adiós. Me espera la N. Un abrazo muy fuerte y vivid a tope la vida. Juan.”

Alguien puede pensar: “Pepe, ¿porqué escribes este suceso?”. La respuesta, como poeta que pretendo ser, es porque estoy seguro que Juan Javier Moreau deseó que su muerte no pasase desapercibida, que se aireara a los cuatro vientos y que navegara por todos los océanos de Internet. Y por algo más, porque yo, como otros que desconozco, ya decía, hemos sido cómplices de su muerte. Y es que las “cosas” de los poetas las gentes se las toman a broma.

Siguiendo tu consejo, querido Juanito, este 2010 y los que me queden los voy a vivir a tope, cosa difícil porque así he vivido siempre.

Eres, amigo Moreau, un poeta de casta y además, como siempre te gustó, “maldito”

miércoles, 30 de diciembre de 2009

La agenda


Lo que han dado los seres en llamar año, finaliza. De hoy a cuarenta y ocho horas se inicia un nuevo esperpento institucionalizado. Es por ello que ya están a la venta las nuevas agendas.

Las hay para todos los gustos y ya empiezan a ser usadas, desde luego que un servidor de ustedes. Las personas, con avidez insaciable, van anotando, apropiándose de días para reuniones, viajes, almuerzos, etc.

Los viejos teléfonos se trasvasan a las nuevas agendas. Algunos hombres y mujeres, simples números, ya no formarán parte de las nuevas agendas; unos porque han muerto y otros porque han muerto para nosotros. “Quedaron” en el camino. Se usó de ellos. No nos valen. Para este nuevo circo de vanidades que está a la vuelta de la esquina, yo he borrado cuatro nombres. Se usó de ellos. No nos valen.

Nuevos números, personas, en el transcurrir del nuevo año, volverán a anotarse, y más tarde, en nuevas agendas de nuevos años quedarán descolgados.

Cuánto me gustaría ver -tener- una agenda programada para construir amor. ¡Sería tan hermoso!, pero las agendas no quedan conformadas como casas del Amor, pero el interior de ellas huele a dinero, comidas y negocios. Huele a consumo. Dicen los expertos en venta, que las agendas son útiles para programar nuestras vidas. Qué error.

Ahora tengo que clavar en mi nueva agenda una reunión con otras personas para programar un viaje a Suiza allá por marzo, pero yo no deseo ir a Suiza, sino a la cueva del amor, allí donde la noche amanece y un tono rojo envuelve a la tarde.

Ese viaje no necesita de agendas. Cierro los ojos, los vuelvo hacia mi interior y allí estoy.

POSDATA: Me avisan de la muerte del poeta Juan Javier Moreau, al que forzosamente borraré de la nueva agenda, nunca de la memoria. Su último libro, El loco de Lepanto, fue publicado en la también muerta Colección de Poesía “Ancha del Carmen”, aunque su poesía seguirá viva. Avisó de su fatal desenlace a un nutrido grupo de amigos y conocidos, pero no lo creímos. Ahora, descansa en paz.

domingo, 27 de diciembre de 2009

El hombre del acordeón


Nariz aguileña, alto y fuerte como un roble, unos 55 años de edad, piel cobriza, venido quiero creer de tierras amazónicas, vecino inusual desde hace un lustro, amante del fútbol que siempre ve de pie en el bar Gran Vía de calle Don Cristián con una cerveza en la mano, una, nunca apoyado en la barra y siempre en el dintel, o sea, medio adentro o medio afuera, parco en palabras, sustenta toda su existencia en un acordeón y en lo que dijeron sus antepasados: la Tierra es del agua y del aire.

Tiene su casita a la entrada de un garaje, pero fuera de él. La ha construido con pulcras cajas de cartones que mima de forma desmesurada. Abre una ventana durante el verano y la cierra en invierno. En su interior posee una colchoneta, mantas y un pulcro retablo donde resguarda su tesoro: el acordeón.

A él, al hombre de la tierra y del agua, lo pueden observar a las puertas de grandes almacenes sentado en un taburete y acariciando con la mano derecha el diapasón y con la izquierda los botones que le sirven como acordes para el acompañamiento, no pide limosnas, sino que trabaja artísticamente con su instrumento musical y algunos transeúntes, atiborrados de paquetes, depositan céntimos y algún que otro euro.

No escucha los Mensajes de Navidad de Su Majestad el Rey, del presidente del Gobierno de España, del presidente de la Junta de Andalucía y del excelentísimo señor Alcalde de esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia, sino que los hace realidad, en especial el de la última autoridad citada, Francisco de la Torre Prados, porque él, el hombre de la tierra y del aire, practica la Cultura bastante mejor que el Delegado Municipal de ella, señor Briones, y no me atrevo a decir que sea superior en tecnología al señor Romera, director del Parque Tecnológico de Andalucía, pero su casita es más sencilla y funcional que las de la Ciudad de la Ciencia.

Todas las tardenoches echo un rato con el hombre de la tierra y del agua, y aprendo, vaya si aprendo.

sábado, 26 de diciembre de 2009

La clase política


En el preludio de las fiestas navideñas, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado una encuesta sobre aquellos problemas que más preocupan a los ciudadanos.

El primero de ellos con notoria distancia del resto es el paro; sabio pueblo, habría que añadir. La economía es el segundo de los asuntos que trae de cabeza al pueblo español; inteligente pueblo que distingue entre “paro” y “economía” y que achaca a ésta el resultado del desempleo.

Como tercer problema, el españolito y la españolita de a pie sitúan a los políticos o clase política. Esta mosca cojonera que ve el vecino del ojo patio de nuestra casa puede ser, o no, consecuencia de los dos anteriores, o sea, unos políticos que no saben gestionar la economía y, como consecuencia de ello, el paro emerge desde la ciénaga de la crisis. Lo que sí es cierto es que el terrorismo, por ahora y ojalá que durante muchos años, ha pasado a ser pecata minuta.

Ese dato, el de la clase política, es uno de los hechos más peligrosos que se han dado en España desde el inicio de la democracia allá por 1977, porque si uno de cada cinco ciudadanos ve a los políticos como un problemón en su conjunto, aviados vamos, pues los mismos proliferan como hongos. Por lo que consulto, hemos pasado en una miaja de tiempo del encanto al desencanto y de unos políticos que se daban a los demás a unos políticos que se dan entre sí toda clase de castañazos.

Nos salvaría saber a quién se pregunta y cómo se realiza el sondeo, ya que puede ocurrir que el interpelado se esté acordando en ese momento del concejal de Hacienda de su pueblo, de aquel otro de Urbanismo que dimitió o fue de patitas al trullo o del Delegado Municipal de Cultura don Miguel Briones de esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia, que se cepilló la Colección de Poesía “Ancha del Carmen” de malas maneras y engañando a sus compañeros del PP, al tiempo que se pasa por el lugar menos adecuado la solicitud de mil personas para que “Ancha del Carmen” vuelva a ver la luz.

Hasta un servidor, que fui un político de poca monta, puedo empezara a pensar que el señor Briones es un problema para la poesía, o sea, para el arte, o sea, para la cultura, o sea, para que Málaga pueda optar realmente a ser la Capital Cultural de Europa para 2016.

viernes, 25 de diciembre de 2009

Impromptu (XIV, XV y XVI)


XIV

Acudid con vuestras lanzas de fuego
al río de lágrimas
que inunda lo hogares de los vencidos;
en la espuma del perdón
encontraréis mi espíritu.


XV

Dormid extenuados
tras la batalla que asesinó a la verdad;
el sueño de mis ojos despiertos
taladra vuestras intenciones.


XVI

Enmascarad vuestra sed de revancha
con las rosas que besan cuerpos crucificados;
yo perfumo el campo de la guerra
con el corazón de lo sencillo.

jueves, 24 de diciembre de 2009

Y que sea lo que Dios quiera


Esta noche, que es la buena, el personal cristiano se reúne para cenar algo mejor que cualquier otra noche y, unos de forma consciente y otros de manera inconsciente, celebran el inicio histórico de una nueva era, la cristiana, con el jalón del nacimiento del niñodiós.

Con el estribillo de “beben y beben y vuelven a beber”, tomo un pandero, mi compañera Rosi una zambomba y delante del Nacimiento nos marcamos el mismo villacinco que, heredado de la señora Antonia, mi madre para más señas, surca aires de niñez. Dice así: “Por los caminos del cielo/ se pasea una doncella./ Se llamaba Encarnación/ porque Dios se encarnó en ella.”

Hecho el número, los dos solitos, pues hija y nietas están con los consuegros, comenzamos a tomar pequeñas delicadezas que para dos no significan ningún gasto insoportable. Yo la miro, ella me mira, nos miramos, hablamos algo, contemplamos mutuamente nuestras huellas del tiempo -que el vulgo llama arrugas- y nos queremos y toleramos, sin grandes aspavientos, como todos los días de los cincuenta años que llevamos viviendo juntos.

Cumplimos con el rito navideño, pero no por cumplimiento sino porque nos sale de las ocultas raíces que entrelazan nuestros dos troncos. Es casi seguro que pasadas un par de horas, ella me preguntará si la sigo queriendo, a lo que como todos los años le hago ver que si estoy junto a ella, con matraca o sin ella, será por algo.

Nos agrada más la sidra El Gaitero que el Cava catalán, por lo que con mucho cuidado nos soplaremos una botella entre los dos, aunque mañana cuando me pinche para ver el nivel de azúcar, éste haya subido algún que otro entero.

Después llegará la separación en distintos televisores; un servidor a la caza de una buena película y Rosi a la búsqueda de un entretenido programa. Ya en estancias distintas, y a fin de que no se me enfade, me pego entre pecho y espaldas dos lingotazos de un buen ron que me ha regalado un mejor amigo, me pongo morao y en plan chitón me voy para la cama.

Y que sea lo que Dios quiera.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Aquello del premio de Mariví Romero


Quedan pocos días para que 2009 -año de crisis y defenestración de la Colección de Poesía “Ancha del Carmen” por decretazo de don Miguel Briones, avalado por la mayoría municipal del Partido Popular en Pleno- finiquite su andadura, y a uno, aunque algo provecto, le quedan 4 o 5 neuronas que siguen funcionando.

Viene esto a cuento porque entre la nochebuena, la vieja, el día de los inocentes y un par de comidas que siguen pendientes para felicitarnos los amigos en esta sociedad de homenajes mutuos que mantenemos para no ser seres anónimos, podría ocurrir un hecho que me sorprendió y que me viene ahora a la memoria no sé por qué.

Tuvo que ser por octubre de 2008, seguro que a principios, cuando recibí una invitación de la Alcaldía con motivo de la inauguración del Museo de Arte Flamenco “Juan Breva” y como tengo tiempo de sobra para asistir allí donde me invitan, encaminé mis pasos hacia esa cuna del arte para echar un rato, al tiempo que unas fotos, y saborear en el recuerdo una magnífica soleá que escuché a Fosforito en una noche de ensueño con mi ya fallecido y gran amigo Alberto Cuevas Sicilia.

Estaba saludando a la bella Adriana, piel aceitunada que cantara la poesía de Federico García Lorca, cuando se acercó ese torbellino social que es la concejala y algo amiga Mariví Romero. Tras los consabidos besos en las correspondientes mejillas y esa pregunta tan manida de “cómo estás”, a la que casi siempre se responde que “tirando”, sin venir a nada me espetó la buena de Mariví Romero: “Pepe, te voy a decir una cosa pero no se lo digas a nadie, el año que viene (por 2009) te vamos a dar un premio firmado por el Alcalde y yo.” Quedé sorprendido, procuré sacarle de qué se trataba y juró y perjuró que no me lo podía decir.

Como resulta que 2009 está en estado agónico, me he dicho a mí mismo voy a recordárselo no sea que se le haya olvidado o fuese una inocentada. Soy muy curioso y he estado todo un año esperando y haciendo elucubraciones, un infierno para mí, sobre el anuncio de Mariví Romero.

Tengo la sensación, nada más que sensación, que Mariví y parte de sus compañeros me están tomando a choteo, a no ser que el premio en cuestión sea la desaparición de “Ancha del Carmen”, lo que ya sería un pitorreo en toda la extensión de la palabra.

Y uno es ya muy mayor para servir de cachondeo a estos pimpollos y pimpollas de la política actual, aunque sean del núcleo duro del PP.

domingo, 20 de diciembre de 2009

Impromptu (XI, XII y XIII)


XI


Preparad la orgía del triunfo

en los vientres preñados

de codicia y envidia;

yo asisto en el desierto

al parto de la esperaza.



XII


Afilad vuestras lenguas

en el clítoris de la venganza;

mientras,

os cedo mi garganta

para el rito ceremonial.



XIII


Introducid vuestros remos

en la ocre ensenada

y agitad su reposo

para que la ciénaga emerja a la superficie;

yo descanso en el filo de la ola.



viernes, 18 de diciembre de 2009

Toros y aborto



De tarde en tarde, muy de tarde en tarde, los señores parlamentarios y señoras bis, votan en secreto, o sea, en sobre cerrado van depositando uno a uno y una a una su voluntad en forma de papeleta en una hermosa urna. El voto secreto se solicita cuando el tema a votar puede suponer un problema para la conciencia de sus señorías; es por ello que también se conoce por “voto en conciencia.”

Los parlamentarios catalanes votan hoy si le pegan un carpetazo al arte de Cúchares, el toreo.

El toreo es ese espectáculo al que llaman Fiesta Nacional y es el enfrentamiento entre un hombre y un toro bravo en el que el engaño, en forma de trapo rojo, es el principal protagonista del duelo, de ahí vienen las distintas formas de engañar al toro, siendo la más bella, por peligrosa, el pase llamado “natural” y que da el torero con la mano izquierda y los pies juntos. Como el toro bravo es más fuerte que el hombre hay que reducir sus fuerzas, lo que se consigue mediante picas y banderillas. Al final de la faena, el torero, también, llamado matador, se enfrentan en el último momento a pecho descubierto con el toro bravo, y si el torero es buen matador, no siempre ocurre, clava una espada al toro y éste muere con las cuatro patas boca arriba. Pocas veces, pero algunas, el toro se lleva por “delante” al torero.

Ante este terrible espectáculo los parlamentarios socialistas catalanes y los convergentes han solicitado de sus respectivas jefaturas que el voto sea secreto o en conciencia.

Los parlamentarios que se ubican en el Congreso de los Diputados votaron ayer la comúnmente conocida Ley del Aborto.

El aborto es siempre un triste acontecimiento en el que por diversas causas y razones se interrumpe voluntariamente la vida del no nacido o feto. En este acto existen tres protagonistas, a saber, el cuerpo médico, la mujer embarazada y un diminuto ser, el no nacido, que parece ser que poco cuenta pues no puede defenderse. Existe el aborto químico que se suele hacer en las primeras semanas de embarazo. No requiere anestesia ni intervención quirúrgica. Su principal inconveniente es el sangrado, no tanto como en los toros, y que la mujer podría ver la expulsión del embrión, su futuro hijo, lo que es psicológicamente doloroso. Pasadas ochos semanas se emplea el aborto quirúrgico o por aspiración, mediante el cual se succiona al no nacido usando una jeringa manual, en los toros era una espada, o una bomba eléctrica de aspiración. A partir de la semana decimoquinta se requiere, además de succión, manipulación quirúrgica a través de la cual lo que pudo ser, ya nunca será. Pocas veces, pero algunas, el aborto se lleva por “delante” a la mujer.

Ante este también terrible acontecimiento, al contrario que con el sangrado de los toros, los parlamentarios socialistas no han solicitado votación secreta o en conciencia.

Y es que a esto de la conciencia de sus señorías podría aplicársele esta sentencia de Mirabeau: “Si queréis medrar en el mundo, matad vuestra conciencia.”

jueves, 17 de diciembre de 2009

Impromptu


VIII

Recoged los escombros de la utopía
y aniquilad su aroma
en la soberbia de la embriaguez;
desde el silencio
haré germinar de nuevo el ideal.

IX

Llamad a vuestro lado
a constructores de salmos y te-deum,
su rastro de babas
espera vuestras órdenes;
en mis manos cantará el humilde jilguero.

X

Engordad vuestras filas
con los nostálgicos del sable
y la redención;
yo quedo con la simiente
que copula la tierra del Sur.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

NACIMIENTO QUEMADO



Anda que no hay cosas que quemar, pero a la nueva sociedad emergente le está dando por prender fuego a símbolos de nuestra fe o de nuestra cultura.

En Estepona, estos nuevos bárbaros han achicharrado un Nacimiento. Nada en contra de los Árboles de Navidad y del Papá Noel de las blancas barbas, nada en contra del la Media Luna y del Korán y nada en contra de las Doce Tribus de Judá, pero por qué los hay empeñados en exterminar todo vestigio de historias del Niño Jesús, María, José, la luna con rabo, pastorcillos, Gaspar, Melchor, Baltasar, el pozo, el río con aguas de plata y la noria de nuestra historia.

Por qué ese odio a una historia que fue o pudo ser o nunca fue, si todos, cuando pequeños, jugamos a fabricar belenes, cuevas de misterios, panecillos de harina, papeles de cielo azul, recortes de estrellas, zambombas, panderos y villancicos.

Porqué la metáfora del Amor, la utopía de la Felicidad y el deseo de la Paz se han convertido en una trinidad a la que machacar, ignorar y odiar. Será, me pregunto, porque los hombres y las mujeres nos hemos convertidos en “asesinos” de niños.

A quién hace daño la inocencia de creer, el asombro de un niño con la boca abierta, un cuento navideño, una mula y un buey. Por qué ese laicismo tendente al odio que no permite que las criaturas elijan el Amor, aunque esté por estrenar, como único fin de sus vidas.

Por qué esta locura que convierte en cenizas el santo y seña de millones de seres. A qué viene ese afán por borrar de un plumazo esa historia transmitida de generación en generación, desde las catacumbas a la vela, después al quinqué y desde éste a la luz eléctrica. Por qué no dejar en paz a los que un día en una noche que llamamos buena se besan, se unen, beben, cantan y dan gracias a la vida por estar un año más juntos, aunque sea durante veinticuatro horas.

Por que ese odio a un hombre que, si es que existió, desde la cuna de paja a la cruz del Gólgota dicen “pasó haciendo el bien.” Y si no existió, por qué esa manía persecutoria hacia el cuento, la leyenda o la anécdota.

Venga, que me expliquen el porqué.

Impromptu (V, VI y VII)


V

Vuestra riqueza está próxima,
podéis olfatear en vuestras frentes
la frialdad del denario de las traiciones;
mientras tanto
aposento el odio en el amor.


VI

Copad
la tribuna que os espera
y pregonad,
sin que os tiemble la voz,
un racimo de promesas en la zanja de la mentira;
yo compartiré el pan de la cosecha
con los que aman la vida.


VII

Verted el zumo del éxito
por las pálidas cornisas
donde anidan los pobres sus deseos;
mientras,
espero en la penumbra del olivo
la caricia del sol.

martes, 15 de diciembre de 2009

Frío


La noticia es que hace frío, el resto, siendo importante, ha dejado de serlo en esta gélida tardenoche que nos maniata en casa al abrigo del aire acondicionado y con la vista puesta en una película casera. Presumíamos de tener un invierno primaveral y todo se ha ido al carajo, justamente eso es lo que me he tomado antes de iniciar el teclear de palabras, un magnífico carajillo.

Y es que se las pela este vientecillo de Siberia que azota la parte del cuerpo que dejamos desnuda y que nos cala los huesos la que tenemos arropada, y es que los del Sur no estamos preparados para esta ducha fría que nos baña porque sí.

El frío es el tema de conversación de hoy. Allí dónde estés se repite la misma frase: uf que frío hace. Si a ello añades que a la Trini, ministra de Sanidad, se le ha metido en el cuerpo prohibir fumar en todo tiempo y lugar, la vida ya no merece la pena ser vivida fuera de las cuatro paredes de casa.

Para qué comer o cenar o tomar un pampero si las volutas de humo han pasado a la historia. Habíamos admitido que había restaurantes fumaderos y restaurantes para aquellos que durante años se habían diplomado en fumadores pasivos. Hasta algunos empresarios, ciertamente no todos, habían invertido algo de sus ahorros en biombos, ladrillos y extractores; pero de pronto, pum, nos viene Trinidad Jiménez y nos sopla que se acabó el fumar en locales públicos.

Una santa, esa mujer es una santa de los pies a la cabeza. Cómo mira por nosotros. Ya empezó con la vacuna de la puerca gripe, aunque la verdad es que el personal no le ha hecho ni puto caso y menos que nadie el personal sanitario.

Imagínese una noche como la de hoy y con un menú como el que tienen los Presidentes de las Comunidades Autónomas y la eminencia de Zapatero en el Senado, a saber, tronco de vieiras sobre verdura confitadas con carabinero asado, taco de mero con guiso de habas y chipirones con chip de verduras crujientes, un buen postre y todo ello regado con vino crianza de Rioja y, por supuesto que con la presencia de Montilla, cava, imagínese ese dispendio, decía, y que tengan que salir algunos próceres, con la tardenoche que debe hacer en Madrid, a echar un par de caladas convulsivas a la mismísima calle.
Justamente ahí, en la calle, colocaba un servidor a Trinidad Jiménez

lunes, 14 de diciembre de 2009

Impromptu (III y IV)


“Dedicado con el cariño del odio a todos
los que ostentan poder y se complacen en ello”


III

Corred rápidos a la meta,
traspasadla
y anticipaos al primero
no sea que os roben la corona de laurel;
yo, recostado sobre mí,
me desplazo indolente hacia el beso que soñé.


IV

Esparcid vuestro grito
sobre las astillas del vencido
y aplastad su corazón
para silenciar la vida;
yo arrimaré mi aliento
a la húmeda mejilla de los que nada esperan

domingo, 13 de diciembre de 2009

Zapatero y su inconstitucionalidad




A José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del gobierno de España, parece que se le ha esfumado la baraka, la buena suerte, y en su actual camino, bordeado de chumberas, todo son problemas.

La crisis económica, la huelga de hambre de Aminatu Haidar, los secuestros del Alkrana por los piratas somalíes y de los tres cooperantes a cargo de la facción magrebí de Al-Qaeda, el delgado hilo del que pende una ley económica que llaman sostenible, los escarceos sobre el quita y pon del crucifijo, los médicos y su derecho a ejercer la objeción de conciencia en lo referente al aborto, ese penoso añadido peneuvista a la ley del aborto para que podamos saber que las chavalas que aborten a los 16 o 17 años tienen buenos o malos padres, la próxima presidencia de la UE y la compañía de ciertos ministros y ministras incompetentes, el refilón que le han otorgado los de la “ceja”, la guerra de Afganistán, el pago de la Deuda Histórica de Andalucía en hectáreas, la manifestación de los militares y la excelsa presencia del Gran Wyoming en el cierre de la manifestación convocada por Cándido y Toxo son, entre otros desastres, un botón de muestra del mal momento que vive su excelencia Zapatero.

Pero desde un punto de vista constitucional, nada de eso tiene la menor importancia ante los hechos que están sucediendo en Cataluña con ese rosario interminable de ilegales consultas populares sobre la independencia de Cataluña y que o bien las apoya y permite o bien carece del menor sentido de responsabilidad que se le debe exigir a un gobernante.

Si el artículo 2º de la Constitución afirma la indisoluble unidad de España, ¿por qué el presidente Zapatero está permitiendo que Instituciones Oficiales como son los Ayuntamientos estén refrendando, o no, la independencia de Cataluña y su reconversión en Estado?

La respuesta es sencilla. Lo permite porque el Tribunal Constitucional, cómplice de este desaguisado contrario al artículo 2º de la Constitución, con su sueño de Jacob, está permitiendo que la posible inconstitucionalidad de buena parte de estatuto de Cataluña esté en vigor, ya que este “estatutazo” sí permite en su artículo 122 que la Generalitat tiene competencias exclusivas en todo lo referente a consultas y refrendos populares.

La Generalitat por comisión, el Tribunal Constitucional por dormilón y Zapatero por omisión están alimentando el hambre secesionista de los Laporta y compañía; así pues, todos deberían dimitir.

Mientras tanto, el Partido Popular sigue en el Limbo, aunque Juan Pablo II lo anulara de un plumazo.

sábado, 12 de diciembre de 2009

La manifestación


Lo he pasado de forma morrocotuda pinchando en google los preparativos previstos y acordados por las grandes sindicales CCOO y UGT para que la Gran Manifestación prevista para hoy sea un gran éxito sindical. He leído en distintos blogspot las consignas de los comunistas de Cayo Lara sobre ella. He repasado de forma agradable los comentarios críticos de CGT. Mi alma se ha sentido traqueteada por los artículos que sobre la misma se difunden desde Intereconomía y Libertdad Digital. He hablado largo y tendido con el sindicalista de mi bloque de vecinos sobre el tema. Espero con cierta intranquilidad el trato que los medios de comunicación den a la citada manifestación y confío en que el baile de números no perjudique a los jefes Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo.

No sé muy bien a qué van, pero tienen que ir. No sé muy bien qué van a pedir, pero tienen que pedir. No sé muy bien en qué va a consistir el tinglado, pero tiene que tener consistencia. No sé muy bien contra quiénes van, pero tienen que ir contra alguien. No sé muy bien si están a favor del gobierno, pero deben respetarlo. No sé muy bien si van a cargar contra las pequeñas y medianas empresas, pero contra alguien tendrán que cargar. No sé muy bien si van contra la CEOE, pero es difícil, a no ser que sea todo una parodia, que se decanten por machacar a sus socios institucionales. No sé muy bien si será la banca el punto de mira de sus decibelios, pero por ahí puede ir la pitada.

Somos otra España más civilizada, somos una sociedad más sofisticada, somos cuatro millones de parados y alcanzamos el primer puesto europeo en destrucción de empleo, pero somos civilizados, amables y cautos a la hora de expresar nuestra sumisión a la crisis.

Pero hay que tomar Madrid como la toman los obispos y los kikos. La clase obrera no puede quedar a la altura de las babuchas, y es por ello que RENFE pondrá de baracalofi trenes que lleven a los descamisados liberados y a los pocos palomos que pagan sus cuotas. Para que no existan problemas ni olores a chorizos, se gratificará con 30 euros a los asistentes para que almuercen dignamente por la capital del Reino.

Que quede claro que no es una huelga y tampoco una protesta. Yo no sé lo que es, lo único que sé es que hay que ir y por eso van. De momento, a desplegar banderas sindicales, del pecé y alguna tricolor.

Mañana, Dios mediante, me comentará mi vecino.

viernes, 11 de diciembre de 2009

El desierto de la Paz y el desierto del Nobel


Obama posee un verbo que nadie discute y un Nobel de la Paz discutido por todos. De él sí se puede afirmar que “llegó, vio y venció.” La paz no existe y nunca existió, por lo que los suecos deberían abolir ese codiciado trofeo de magnates. Ya ven que el pacífico Jesús de Nazaret dijo aquello de “yo no he venido a traer la paz sino la guerra”, y hasta los llamados Libros Santos, sean cristianos o no, están atiborrados de sucesos de guerras, dioses vengativos, tedeum y vítores al Señor de los Ejércitos.

La Paz es un desierto por el que nadie transita. En el interior de cada persona existe una multitud de seres que se encuentran siempre en estado de guerra, a saber, el que soy y el que me ven, el amor y el odio, la caridad y la envidia… En todos y cada uno de nosotros se encuentra el germen de la tesis y la antítesis, y con nuestra contradicción a cuesta nos zambullimos en la poblada selva de la ciudad y pasamos desapercibidos.

La mayoría de nosotros somos seres diminutos, pero ninguno, por más que nos lo creamos somos constructores de paz, pero Obama es grande y por ser grande es hasta Comandante Jefe del Ejército más poderoso del mundo. Todo parece quedar arreglado con el proverbio atribuido a Vergecio, ya saben, “si quieres la paz, prepárate para la guerra”, con ello queda dicho que no es posible ser pacífico si no se es antes hombre de guerra.

¿Cómo conceder un Premio a algo que no existe?, peor aún, cómo conceder el Nóbel de la Paz al representante máximo, Obama, del más poderoso ejército de todos los tiempos.

No sé cuántos soldados estadounidenses existen aún en Irak; en Afganistán se dice que hay 100.000 y en pocos meses llegarán 30.000 más. ¿A qué van? ¿A la caza de Bin Laden? ¿No son demasiados?

Que yo diga que Obama no se merece el Nobel de la Paz puede ser un chiste, pero que él mismo afirme que existen otras personas que se lo merecen más que él es una farsa, pues ni esos existen.

Lo dicho, la paz es un desierto por el que nadie transita, o sea, nadie es ciudadano de la Paz.


jueves, 10 de diciembre de 2009

Impromptu (I y II)


“Dedicado con el cariño del odio a todos
los que ostentan poder y se complacen en ello”

I

Tomad, malditos, el sol del poder,
achicharrad vuestras entrañas
con el clamor de la victoria;
dejad que yo beba la copa vacía
a la sombra del amor.


II

Arrimad a vuestra soberbia
la presencia de los dioses
y lanzaos al abismo de los que todo lo pueden;
yo quiero vivir
en la ternura de unos ojos infantiles.

martes, 8 de diciembre de 2009

El tijeretazo de Caja Madrid a la Poesía



Caja Madrid, de la mano de Enrique Gracia Trinidad, ha ofertado durante un porrón de años unos magníficos recitales de poesía que, bajo el nombre de “POETAS EN VIVO”, han dado lugar a que los amantes de la poesía conocieran en vivo lo mejor de la poesía española. En un lugar emblemático, la Biblioteca Nacional, lo más interesante de la lírica hispana conseguía llenar su aforo.

Pero lo que son las cosas, amigo mío, vino la crisis económica y se inició el recorte presupuestario. El Director General de Cultura de Caja Madrid, cuyo nombre ignoro y no deseo saber, extrajo de su cajón unas enormes tijeras y ha cortado en seco, aunque haciendo sangre a los adictos a heptasílabos y endecasílabos, los recitales de “POETAS EN VIVO” que dirigía Enrique Gracia Trinidad.

El hombre cuyo nombre deseo no saber, el Director General de Cultura de Caja Madrid, con las tijeras en sus manos habrá pensado, quiero creer, por dónde recortar el gasto.

Como debe ser hombre de muchos números y pocos sesos, se habrá dicho a sí mismo, voy a cortar la Cultura por donde menos duele, por los que son menos, por estos que sueñan con versos y mandangas, por los débiles y soñadores.

Buscó y rebuscó entre papeles y números y se encontró con un recital que cada mes, exceptuando los meses de veraneo, Caja Madrid, desde la utopía de Gracia Trinidad, brindaba a cinco millones de madrileños. Y como un buen sastre, pero mal gestor cultural, cortó lo más exquisito del tejido cultural de las Letras, o sea, la Poesía, y durmió plácidamente el sueño de los que se creen iniciadores de una auténtica hazaña económica, a saber, salvar la economía de Caja Madrid.

Y se quedó tan pancho. Y además, ahora confía en presentar a Rodrigo Rato este milagro económico, pero si yo fuese Rato pondría en sus manos otras tijeras y le ordenaría ir cortando los poemas de aquellos poetas que pasaron por “POETAS EN VIVO”, entre otros, José Hierro, Rafael Morales, Antonio Hernández, Claudio Rodríguez, Félix Grande, Diego Jesús Jiménez, Gloria Fuertes, Ángel González, Caballero Bonald, Jorge Riechman, Antonio Gala, García Montero o Hilario Tundidor, y de esta forma acabar con el “estorbo” de la poesía española.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Sílabas de marzo (última sílaba)


Ya no sentiré más en mi desnudo cuerpo
el beso lujurioso de este sol,
el roce del silbo del junco,
la mies de arena blanca en mis tobillos,
la frescura del mar por mi vientre agitado,
el olor de la sal, de la espuma que salta,
del grillo que busca mi mano.
No veré al coquinero de la tarde
ni encenderé el pitillo del placer
en bella soledad que embriaga.
Como azahar del cielo
la luna blanca estéril
seguirá su transcurso de presencia encendida.
Volverá la borrasca de levante,
su lluvia caerá donde dormía
en las tardes de marzo.
Ya no mirará Gérsom,
mi perro de las noches amarillas,
los claros horizontes del sudeste.
Nunca veré a la noche
en su encuentro alargado con la orilla del mar.
Quedará nuestro aroma por las sienes
de la ribera.

domingo, 6 de diciembre de 2009

La Constitución y La Inmaculada



Lo más importante que tiene el Día de la Constitución es que junto a la festividad de la Inmaculada construye un puente, este año viaducto por comenzar un viernes y acabar un martes, en el que la sociedad se tumba o viaja según posibles.

Esto de la Inmaculada y la Constitución tiene distintas y múltiples lecturas, pues nadie protesta por la conjunción de una fecha católica y otra política para pasarnos dos, tres o cuatro días de asueto.

Y sin embargo, el tema del crucifijo que traspasa los límites del catolicismo, llegaría a afirmar que también los del cristianismo, anda suscitando otra polémica de mucho cuidado. Desde un punto de vista religioso, el condenado a muerte por blasfemo por la cúpula de una sociedad teocrática, el Gran Sanedrín, y ejecutado por intereses políticos, Poncio Pilatos, el sicario del emperador de Roma, debería servir de ejemplo a una sociedad que se “arruga” ante las torpezas de un gobierno itinerante y una iglesia dogmática que condena al fuego eterno a los que no cumplan sus designios.

Este crucificado, con nombre de pila Jesús, debería ser manifiesto ejemplo para los “arrugados” de esta sociedad anónima cómplice de numerosas cobardías. Él no, él da la talla y se enfrenta a los poderes temporales y religiosos de la época que le tocó vivir. No deberían el señor Tardá de ERC y el portavoz Alonso del PSOE ver el crucifijo como motivo de alienación religiosa, sino al contrario, o sea, como símbolo de enfrentamiento al poder instituido, como ejemplo a seguir desde el fundamento de la paz y la no violencia para intentar conseguir un reinado o república de amor.

Dicen los entendidos que vamos a un Estado laico. Puede ser, pero lo que no puede ser es que los que pretenden conseguir ese laicismo se enganchen al dogma de la Inmaculada Concepción para pasarse cuatro días a la bartola.

No es eso, retirar la cruz, lo que pretendían los siete ponentes de la Constitución Española, ni siquiera el más progresista de todos ellos, el fallecido Jordi Solé Tura, un parlamentario macizo y roqueño, o sea, sin fisuras, que si es verdad que hay otra vida (ojalá que sea más plácida que la presente) estará diciendo: no es eso, no es eso lo que pretendíamos.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Sílabas de marzo (XXV)


Esta sílaba muda derramada en la mar
que la acoge y la lleva sobre olas sin descanso
es mi vida que lucha por ganar la batalla.
Quiero vivir feliz este tiempo que asoma.
Un segundo sin ti es un siglo que muere,
una ola ya sin ver, un vuelo que ha cesado,
una brisa perdida sin abrazar mi cara,
unos ojos abiertos que miran en la sombra.

viernes, 4 de diciembre de 2009

ÉRASE UNA VEZ...



ÉRASE UNA VEZ un pueblo pobre y sumiso que por vez primera en su historia salió en masa a la calle para reivindicar de las autoridades supremas dignidad, solidaridad e igualdad.

Todos sus ciudadanos -hombres, mujeres y niños- portaban banderas verdes y blancas. Fue un día de fiesta con un negro crespón, pues en Málaga un joven de apellido Caparrós regó con su vida y su sangre la esperanza de aquellos ciudadanos que pertenecían a Andalucía.

Todo aquel estallido de alegría, acallado por el asesinato del joven andaluz, tuvo lugar el 4 de diciembre de 1977, o sea, que los que hoy tienen 32 años de edad no habían nacido, los que han llegado a los 45 ya ni siquiera lo recuerdan y la inmensa mayoría que tiene más de 50 años de edad no lo quiere recordar.

Es por ello, que yo, queridas nietas, deseo contaros para qué sirvió aquella aventura que vivimos vuestros abuelos. Suponed que la nación española fuese como un tren de esos que veis en las películas, pues bien, Andalucía estaba en la cola, era el último vagón. Pasado un cierto tiempo nos dieron una cosa que se sigue llamando Autonomía. La Autonomía será conseguida por vosotras cuando no dependáis de papá y mamá, quiero decir que el día que vosotras seáis capaces de valeros por vosotras mismas, de comer, vestiros, trabajar y tener una familia con vuestros hijas e hijos, ese día seréis autónomas.

Después de treinta y dos años Andalucía sigue dependiendo de papá Estado y de mamá Economía. Ese papá y esa mamá todavía siguen dándonos los euros para que podamos ir tirando, construyendo escuelas y hospitales, carreteras y trenes. Siguen mandando en Andalucía desde siempre y lo que todavía nos queda hijas mías. O bien Andalucía no es capaz de valerse por sí misma o bien no nos dejan que lo intentemos.

Pero hay una cosa todavía peor, la nación española está en la cola de un tren que se llama Europa y nosotros los andaluces seguimos en el último lugar del tren español, o sea, seguimos siendo los últimos en todo.

Además de lo que os he contado, en nuestra tierra hay un millón de personas que no tienen trabajo y que viven de la limosna que reciben de papá Estado, parece por tanto que no tenemos arreglo y que nunca vamos a ser autónomos de verdad.

Importa, mis pequeñas nietas, que nos demos cuenta de que los andaluces solamente seremos salvados por los andaluces, porque somos más, muchísimos más que todos aquellos que están subidos en los otros vagones del tren español. El día que estemos y estéis convencidas de eso llegaremos a ser autónomos de verdad.

Por todo ello este cuento, colorín colorado no se ha acabado.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Obama y Zapatero


Que Obama, Nobel de la Paz, haya anunciado en la Academia Militar de West Point el nuevo envío de 30.000 soldados a Afganistán es, al menos, una bofetada a todos los que creímos que su política de árbitro mundial iba a ser distinta a la de su compañero Bush. El chirriar de dientes se produce cuando proclama que la soldadesca partirá en el año 2010 y que regresará en 2011. Acaso cree Obama que el objetivo se verá cumplido en tan escaso tiempo.

Zapatero nos anuncia hoy, día en que más de 60.000 españoles ingresan en la oquedad del paro, una ley de Economía Sostenible que tendrá un tiempo para sacar a los parados del pozo de la inacción, si quieren inanición, de diez años, o sea, que hasta 2020 la situación seguirá siendo insostenible.

La conjunción de estos dos “líderes”, Zapatero y Obama u Obama y Zapatero, era considerada por la pitonisa Leire Pajín como una intersección planetaria que a partir del próximo primero de enero, día del ascenso semestral de ZP a presidir el puzzle de Europa, iba a cambiar para bien la orfandad de los habitantes del planeta Tierra, pues Dios nos coja confesados.

Lo que pretende Obama en Afganistán, además de trincar a Bin Laden vivo o muerto, es ordenar administrativamente la tierra del opio y del burka, y una vez conseguido el objetivo, iniciar la retirada. Si ahora sus habitantes hacen lo que desean, vivir a su estilo, en cuanto se larguen, nos larguemos, los señores de la guerra seguirán rondando con sus tanques rusos las plantaciones de opio, los taliban seguirán confeccionando sus burkas, Bin Laden seguirán estrenando a sus fundamentalistas en el odio al impío Occidente y los pequeños jerifaltes de Kabul continuarán chupando del bote occidental, o sea, todo igualito que ahora.

Lo de Zapatero será diferente porque es un optimista antropológico. Su buen sentido de Estado le hace estar algo preocupado, pero satisfecho de que el número de parados de este mes haya sido inferior al de noviembre del año pasado, vamos, una especie de brote verde en esta melancólica secuencia de un nuevo amanecer. Y no hay nadie que le diga, porque nadie se lo dice, que si, por ejemplo, hace dos años eran 100 los currantes y vino una plaga y dejó a los del curro en 80, y después llegó otra plaga y dejó a los trabajadores en 60, lo lógico es que la tercera de las plagas aminore su número pero no su tanto por ciento.

Aquí, en España, los únicos que se escapan del paro son los políticos que, como hongos, proliferan por doquier y viven a expensas de nuestros impuestos.

martes, 1 de diciembre de 2009

Sílabas de marzo (XXIV)


Estás callada de alegría
cual flor de invernadero.
Eres la mar en calma, silenciosa,
sin espumas de risas.
Apagas tu alma
en lámpara de aceite
con parpadeos que no cesan en su crujir.
Llanto de luces,
de estrellas que se van cuando te ven.
Asustadas se esconden cual perseidas fugaces.
En tu miedo de niña herida
repito: “te amo”