domingo, 13 de diciembre de 2009

Zapatero y su inconstitucionalidad




A José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del gobierno de España, parece que se le ha esfumado la baraka, la buena suerte, y en su actual camino, bordeado de chumberas, todo son problemas.

La crisis económica, la huelga de hambre de Aminatu Haidar, los secuestros del Alkrana por los piratas somalíes y de los tres cooperantes a cargo de la facción magrebí de Al-Qaeda, el delgado hilo del que pende una ley económica que llaman sostenible, los escarceos sobre el quita y pon del crucifijo, los médicos y su derecho a ejercer la objeción de conciencia en lo referente al aborto, ese penoso añadido peneuvista a la ley del aborto para que podamos saber que las chavalas que aborten a los 16 o 17 años tienen buenos o malos padres, la próxima presidencia de la UE y la compañía de ciertos ministros y ministras incompetentes, el refilón que le han otorgado los de la “ceja”, la guerra de Afganistán, el pago de la Deuda Histórica de Andalucía en hectáreas, la manifestación de los militares y la excelsa presencia del Gran Wyoming en el cierre de la manifestación convocada por Cándido y Toxo son, entre otros desastres, un botón de muestra del mal momento que vive su excelencia Zapatero.

Pero desde un punto de vista constitucional, nada de eso tiene la menor importancia ante los hechos que están sucediendo en Cataluña con ese rosario interminable de ilegales consultas populares sobre la independencia de Cataluña y que o bien las apoya y permite o bien carece del menor sentido de responsabilidad que se le debe exigir a un gobernante.

Si el artículo 2º de la Constitución afirma la indisoluble unidad de España, ¿por qué el presidente Zapatero está permitiendo que Instituciones Oficiales como son los Ayuntamientos estén refrendando, o no, la independencia de Cataluña y su reconversión en Estado?

La respuesta es sencilla. Lo permite porque el Tribunal Constitucional, cómplice de este desaguisado contrario al artículo 2º de la Constitución, con su sueño de Jacob, está permitiendo que la posible inconstitucionalidad de buena parte de estatuto de Cataluña esté en vigor, ya que este “estatutazo” sí permite en su artículo 122 que la Generalitat tiene competencias exclusivas en todo lo referente a consultas y refrendos populares.

La Generalitat por comisión, el Tribunal Constitucional por dormilón y Zapatero por omisión están alimentando el hambre secesionista de los Laporta y compañía; así pues, todos deberían dimitir.

Mientras tanto, el Partido Popular sigue en el Limbo, aunque Juan Pablo II lo anulara de un plumazo.

1 comentario:

  1. JUAN LAPORTA Y LA INDEPENDENCIA DE CATALUÑA.



    Rafael del Barco Carreras



    Me alegró que alguien ajeno a la tradición barcelonesa de la CORRUPCIÓN alcanzara la Presidencia del Barsa… o eso creí. En realidad no me ha interesado nunca ni el Barsa ni el fútbol más allá de mi adolescencia jugando por el campo “dels Penitens” con el “Nuestra Señora del Coll”, y de eso hace 50 años. Pero me llamó la atención un personaje de su entorno y equipo, su cuñado Echevarría (ferviente franquista), y no por él mismo sino por su padre, Juan Echevarría Puig y el caso de la MUTUA UNIVERSAL, por tratarse de un ex del Consorcio de la Zona Franca por los 70. Ver www.lagrancorrupcion.com en MUTUA UNIVERSAL, Juan Echevarría Puig.

    Que la palabra INDEPENDENCIA nos suene a GUERRA a todos los VIEJOS, ni es nuevo, ni gratuito. Mi madre, mi padre, mi abuela, no se cansaban de repetir las penurias con el hambre y la muerte rondando, de antes, en, y el después, que recuerdo demasiado bien.

    No es mi intención declararme ni anti ni independentista, tengo preocupaciones más allá de sentirme de una u otra nacionalidad. Me sucede al igual con el Barsa, me importa un pito, pero me alegra que gane, y me sucede lo mismo con el Español, y hasta con el Madrid por Europa, pero que Juan Laporta, promocione la independencia, no solo me predispone en contra, sino que arrugo la nariz. Todos los políticos barceloneses me han parecido más adictos a LA PELA que a sus ideas, y tras sus luchas, más que luchas discursos, solo he descubierto el dinero, e irrefrenable ambición de PODER, y en el caso de obtenerlo, multiplicar sus sueldos, cargos y negocios… y lo que es peor, librarse de monumentales estafas.

    Mi primera impresión sobre la CORRUPCIÓN Y LAPORTA surge de mis batallitas, y por aquello de que uno no se ha de fiar del dictado de sus sentimientos, me olvidé. Pero él traspasó su mundo familiar, y hasta lo anuló, para lanzarse de lleno al juego propio de los triunfadores y patricios barceloneses, que obviando las amantes, es o era hace un par de años, EL LADRILLO, fórmula segura de enriquecerse, aunque de hecho ya no se vendiera un piso. Pero sin consolidar, o al contrario, sus pelotazos de Bellvitje o el Miniestadi, ya se le sabe tan rico que compra un ático en la alta Diagonal por 3 millones de euros, y LA CAIXA, o sea, el todopoderoso núcleo duro barcelonés, reconociendo sus éxitos, más que sus activos, le concede una hipoteca de DOS MILLONES, en plena crisis.

    La Fiscalía parece que también tiene la mosca tras la oreja (aunque en definitiva decida LA POLÍTICA), y de nuevo el Barsa y su presidente, y con Cruiff que ya visitó los juzgados hace 30 años, librándose más por corrupción que inocencia… y actualmente muy presente y citado el Club en el juicio por la CORRUPCIÓN EN HACIENDA, con acusados su ex presidente Núñez y asesor fiscal (personal y del Club) el ex abogado del Estado, Juan José Folchi, consellé en la primera Generalitat, con petición fiscal de 12 años, y que para no desentonar obtiene el tercer grado a solo un mes de entrar en prisión condenado a 3 años y medio, un record de concesión imposible si nos atenemos al Reglamento Penitenciario y su aplicación práctica.

    Ver imágenes de su mitin en la Junquera publicadas por GIRONA NOTICIES en www.lagrancorrupcion.blogspot.com y los artículos del AS y EL CONFIDENCIAL sobre la Fiscalía, Cruiff y Mediapro.

    ResponderEliminar