miércoles, 28 de octubre de 2009

Sílabas de marzo (XIII)


Esta tarde rompían las olas al revés.
Mar adentro.
Las espumas jugaban a cristal tras los juncos.
Mar de soles
con espigas de dunas.
Besé la roja arena de la orilla:
sabía a Dios.

2 comentarios:

  1. Yo, que no soy muy de dioses, sí saboreo naturaleza viva, mares contrarios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Soy más de diosas que de dioses. Grcias y enhorabuena por "La tinta..." Está muy bien.
    Abrazos.

    ResponderEliminar