jueves, 8 de octubre de 2009

Sílabas de marzo (VIII)


La mar endiosada en su belleza.
Y tú, frágil,
como niña ensimismada,
deseosa.
Fertilidad de olas con suspiros
de rosas gaviotas.
Besa la tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada