miércoles, 12 de agosto de 2009

LOS OTROS



Caminan y pasan. No piensan (o piensan mejor que nadie). Son seres normales. Se sienten felices. No cuestionan nada.

Son dibujos desnaturalizados de la imagen que representan. En su normalidad, observan como extraños a quienes preguntan a la vida por la vida.

Se encuentran en todas partes. Son partículas de la atmósfera que respiramos.

Vencen en todos los combates. Es imposible hacerles frente.

Conviene malvivir en su atmósfera, y emerger a la vida en contados momentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario