lunes, 17 de agosto de 2009

FERIA DE MÁLAGA


Malagueños del Barrio de la Trinidad, gitanos de la Cruz Verde y calle Los Negros, cofrades que cambiáis la túnica y el capirote por las castañuelas y los timbales, poetas que habéis impulsado la Plataforma “Pro-Ancha del Carmen” tierra adentro hasta los confines de Rusia y del Sahara Occidental, malagueños todos, sazonad con especia de picardía vuestras carnes, quebrad el candado del alma y que el misterio de la ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia alumbre la sombra de nuestras vidas.

Acurrucado en un poncho y cubierto con sombrero panameño, orientado por el último vestigio de las perseidas, acompañado de Mar, mi amor, fortalecido con el dulce pampero y escuchando sones de Amancio Prada, giro mi ser a levante y te contemplo, oh Málaga, en esta noche agitada por girándulas y tracas.

Nos temen los puros, cautos y las vírgenes sin mácula. Se encienden lamparillas de aceite por nuestra salvación eterna. Se rezan rosarios en los claustros.

No os importe: que corra el vino dulzón de Los Montes, que los enamorados se besen, leed en voz alta poemas de la colección de poesía “Ancha del Carmen”, rebautizad Málaga y doblen los aburridos la esquina que los condena a la nada.

Que un beso cubra Málaga. Es feria. La nuestra. La mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario